This content is not available in your region

La fiscalía brasileña pide bloquear la venta de activos de Oi a Telefónica, TIM y América Móvil

La fiscalía brasileña pide bloquear la venta de activos de Oi a Telefónica, TIM y América Móvil
La fiscalía brasileña pide bloquear la venta de activos de Oi a Telefónica, TIM y América Móvil   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

BRASILIA/SAO PAULO, 7 feb – La fiscalía brasileña recomendó que el regulador de defensa de la competencia Cade bloquee la venta de las operaciones de telefonía móvil de Oi SA a sus competidoras TIM SA , Vivo (Telefónica Brasil ) y Claro (filial de la mexicana América Móvil ).

El movimiento hizo que las acciones de Oi —que está en concurso de acreedores— se desplomaran más de un 10% en bolsa.

Waldir Alves, que representa a la fiscalía en el Cade, dijo en un informe del domingo que el acuerdo debería ser bloqueado debido a una “violación de la competencia”, mencionando también “potenciales prácticas de exclusión”.

Está previsto que el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) analice el asunto en la agenda del miércoles.

El diario O Globo dijo el lunes que el regulador brasileño de telecomunicaciones Anatel revisará su aprobación para la transacción y que la operación todavía podría ser bloqueada por este organismo, ya que su decisión de aprobar la adquisición, tomada el mes pasado, podría no ser legalmente válida.

Analistas de Guide Investimentos dijeron que estos acontecimientos eran negativos para las telecomunicaciones brasileñas, señalando que el mercado ya daba por hecha la operación.

“La cancelación del acuerdo arrastraría a las acciones de telecomunicaciones a una corrección”, dijo Guide en una nota de análisis.

La transacción ha estado bajo lupa desde finales de 2020, cuando las tres empresas ganaron los activos en una subasta que fue disputada por competidores como Algar Telecom. Las empresas compradoras presentaron una oferta conjunta de 16.500 millones de reales (3.120 millones de dólares).

La venta fue aprobada por el regulador brasileño de telecomunicaciones Anatel el 31 de enero.

(1$ = 5,2962 reales)