This content is not available in your region

Londres quiere avances rápidos en el protocolo de Irlanda del Norte con la UE -fuente

Londres quiere avances rápidos en el protocolo de Irlanda del Norte con la UE -fuente
Londres quiere avances rápidos en el protocolo de Irlanda del Norte con la UE -fuente   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

LONDRES, 9 feb – Reino Unido quiere ver suficientes avances en los próximos 10 días en las negociaciones con la Unión Europea sobre el protocolo de Irlanda del Norte, a fin de demostrar a los unionistas de su provincia irlandés que las cosas están avanzando en la dirección correcta después de que se retiraran del Gobierno.

El ministro principal de Irlanda del Norte, Paul Givan, dimitió la semana pasada en protesta por las normas comerciales posteriores al Brexit, lo que podría complicar las negociaciones entre la UE y Reino Unido para reelaborar un protocolo políticamente divisivo que fue acordado por Londres como parte de su salida del bloque.

La medida paralizó la toma de decisiones en el Irlanda del Norte, que tiene previsto celebrar elecciones el 5 de mayo. El Partido Unionista Democrático (DUP) de Givan ha indicado que, si no se avanza en el protocolo, no se reincorporará a los acuerdos de reparto de poder en la asamblea norirlandesa.

Reino Unido espera que las conversaciones con la UE avancen antes del 21 de febrero.

“Si podemos dar un buen paso adelante (…) para demostrar que hay un proceso que avanza en la dirección correcta, eso sería claramente positivo”, dijo una alta fuente del Gobierno británico bajo condición de anonimato

“No esperamos necesariamente resolver todo en los próximos 10 días, obviamente. Probablemente va a ser más bien una parte de un proceso, pero esa parte tiene que mostrar al unionismo que es significativa y que realmente se está moviendo en la dirección correcta para resolver las cuestiones pendientes.”

El protocolo mantuvo a Irlanda del Norte en el mercado único de bienes de la UE para preservar abierta una frontera tan políticamente sensible como la de la República de Irlanda, Estado miembro de la UE.

Sin embargo, al hacerlo creó una frontera efectiva con Gran Bretaña en el Mar de Irlanda, lo que enfureció a los unionistas pro-británicos y pro-Brexit de Irlanda del Norte y estimuló al Gobierno británico a tratar de reescribir el acuerdo firmado.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo el miércoles que Londres tomará medidas para suspender los controles aduaneros posteriores al Brexit sobre algunas mercancías que se trasladan a Irlanda del Norte si el bloque no muestra “sentido común”.

“Tenemos la esperanza de que en las próximas dos semanas podamos conseguir un movimiento lo suficientemente grande por parte de la UE, y que realmente reconozcan la urgencia y la importancia de la situación, pero claramente no hay garantías”, dijo la fuente del Gobierno británico.

“Hay presión para que esto se resuelva antes de llegar al periodo preelectoral de finales de marzo”.