This content is not available in your region

El Banco de Japón interviene para frenar el aumento de los rendimientos

El Banco de Japón interviene para frenar el aumento de los rendimientos
El Banco de Japón interviene para frenar el aumento de los rendimientos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Leika Kihara

TOKIO, 10 feb – El Banco de Japón anunció el jueves que comprará una cantidad no prefijada de bonos del Estado a 10 años al 0,25%, subrayando su decisión de evitar que el aumento de los rendimientos mundiales haga subir demasiado los costes de la deuda pública.

La operación se hará el lunes, dijo el banco central en un comunicado publicado en su página web tras el cierre del mercado japonés de bonos soberanos.

La persistente inflación en Occidente y el creciente endurecimiento de la postura de otros grandes bancos centrales, como la Reserva Federal de Estados Unidos, han estimulado las apuestas de que el Banco de Japón tendrá que iniciar pronto la retirada de su política monetaria ultralaxa, lo que ha llevado a los rendimientos de los bonos de deuda pública a máximos de varios años.

Sin embargo, aunque la inflación en el país está aumentando, sigue estando muy por debajo del objetivo del 2% del Banco de Japón, y la recuperación de la economía de la pandemia de COVID-19 ha sido más lenta que la de muchas de las economías desarrolladas. Los salarios en particular no se están recuperando tan rápido como en otros países.

“El Banco de Japón envió un fuerte mensaje a los mercados sobre su determinación de frenar cualquier aumento de la rentabilidad por encima del 0,25%”, dijo Masahiro Ichikawa, estratega jefe de mercados de Sumitomo Mitsui DS Asset Management.

El anuncio se produjo después de que el rendimiento del bono del Estado japonés (JGB, por sus siglas en inglés) de referencia a 10 años subiera al 0,23% el jueves, el más alto desde 2016 y cerca del tope implícito del 0,25% que el Banco de Japón estableció en torno a su objetivo del 0%.

El rendimiento a 10 años cayó brevemente tras la noticia y se situaba en el momento de redacción en el 0,22%. El yen mostraba pocas variaciones y se situaba en 115,79 por dólar, con una ligera caída en la sesión.

Los inversores esperaban cada vez más que el Banco de Japón interviniera para frenar las constantes subidas de los rendimientos de los últimos días. Sin embargo, el momento elegido para la intervención fue una sorpresa para algunos, ya que todas las operaciones anteriores se anunciaron durante las horas de negociación del mercado de bonos de deuda pública.

Al anunciar su plan con días de antelación, el Banco de Japón pretende disuadir a los agentes de poner a prueba el límite del 0,25% y anticiparse a cualquier superación de ese nivel, sin tener que comprar realmente JGB, dijo Takahide Kiuchi, antiguo miembro del consejo del banco central.

“Si el Banco de Japón hubiera anunciado la oferta durante las horas de mercado, habría tenido que comprar una gran cantidad de bonos. Eso equivaldría a reforzar la relajación monetaria, algo que quería evitar”, dijo. “Se trata de un golpe de efecto por parte del Banco de Japón”.