This content is not available in your region

El rublo alcanza un mínimo histórico y las divisas refugio se disparan tras el ataque de Rusia a Ucrania

El rublo alcanza un mínimo histórico y las divisas refugio se disparan tras el ataque de Rusia a Ucrania
El rublo alcanza un mínimo histórico y las divisas refugio se disparan tras el ataque de Rusia a Ucrania   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Tommy Wilkes

LONDRES, 24 feb – El rublo ruso caía el jueves hasta un mínimo histórico, el euro se hundía hasta un mínimo de varios años frente al franco suizo y el yen se disparó después de que las fuerzas rusas atacaran Ucrania, disparando misiles contra varias ciudades y desembarcando tropas en su costa sur.

El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano dijo que Rusia había lanzado una invasión a gran escala y que se oían explosiones en la capital.

Los inversores se deshicieron de la moneda rusa y se apresuraron a buscar activos refugio. Las divisas de mayor riesgo, como el dólar australiano, que se mueven en consonancia con el apetito por el riesgo, también se desplomaban.

La volatilidad en los mercados de divisas se disparó, y una de las medidas de volatilidad más seguidas alcanzó su máximo desde diciembre de 2020.

Lee Hardman, analista de MUFG, dijo que la aversión al riesgo “dominará a corto plazo, favoreciendo una mayor fortaleza del dólar estadounidense, el yen y el franco suizo”.

“Por el contrario, los riesgos siguen estando muy inclinados a la baja para el rublo y otras monedas europeas que son más sensibles a los efectos negativos de la acción militar en Ucrania”, dijo.

El rublo se debilitó hasta 89,98 por dólar. La moneda estadounidense subía en el momento de elaboración de este artículo un 7% frente a la divisa, y la presión vendedora volvió a aumentar en la apertura de los mercados europeos.

El euro llegó a caer un 0,84%, hasta 1,1209 $, el nivel más bajo desde el 31 de enero.

El franco suizo se disparó hasta su máximo desde 2015 frente al euro, a 1,029, antes de retroceder. El euro descendía posteriormente un 0,3% a 1,0352 francos.

El dólar estadounidense, otra divisa refugio, subió inicialmente, con el índice hasta un 0,60% a 96,762 por primera vez desde el 31 de enero, antes de ceder parte de esas ganancias.

Los movimientos del yen japonés no eran tan espectaculares, y la moneda subía un 0,2%, hasta 114,74.

El dólar australiano cayó hasta un 0,90%, a 0,7167 dólares, y el dólar neozelandés cayó hasta un 1%, a 0,6706 dólares.

“La situación parece ciertamente que va a empeorar antes de mejorar, y eso significa que las monedas de las materias primas pueden debilitarse”, dijo Joseph Capurso, analista del Commonwealth Bank of Australia.