This content is not available in your region

La producción industrial alemana aumenta en enero, pero la guerra empeora las perspectivas

La producción industrial alemana aumenta en enero, pero la guerra empeora las perspectivas
La producción industrial alemana aumenta en enero, pero la guerra empeora las perspectivas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

BERLÍN, 8 mar – La producción industrial alemana creció en enero gracias a un clima inusualmente suave que permitió a la construcción recuperarse de la caída del mes anterior, según mostraron los datos oficiales el martes, pero la guerra en Ucrania significa que la producción sufrirá casi seguramente otro revés.

La Oficina Federal de Estadística indicó que la producción industrial del país aumentó un 2,7% en el mes, tras un incremento revisado al alza del 1,1% en diciembre. Un sondeo de Reuters apuntaba a un aumento del 0,5% en enero.

Sin embargo, la producción seguía estando un 3% por debajo de su nivel de antes de la crisis del coronavirus.

“La falta de materiales y materias primas ha frenado la recuperación industrial”, dijo Thomas Gitzel, economista jefe de VP Bank Group, y añadió que el repunte es temporal, ya que las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania van a perjudicar los datos de marzo.

“Justo cuando las fricciones de la cadena de suministro de los dos últimos años estaban a punto de mejorar, la industria alemana está a punto de caer en su siguiente bache”, dijo Carsten Brzeski de ING.

En general, la economía alemana tuvo un sólido comienzo de año, con fuertes ventas al por menor y pedidos industriales gracias a la desaparición de las restricciones por Covid.

Sin embargo, Ucrania es uno de los principales proveedores de arneses de cables para automóviles y los fabricantes de automóviles ya han tenido que detener parte de su producción, ya que la fabricación en Ucrania se ha paralizado, dijo Gitzel.

Los arneses de cables son haces de cables atados para protegerlos de las vibraciones, la abrasión y la humedad, lo que los hace especialmente útiles en los vehículos y la maquinaria de construcción, y ambas industrias son fundamentales para la economía alemana.

Gitzel añadió que la producción industrial también podría sufrir un enorme mazazo si la Unión Europea impusiera un embargo energético a Rusia.

“La economía alemana se enfrenta a un futuro muy incierto y el riesgo de estanflación absoluta aumenta cada día”, dijo Brzeski.