This content is not available in your region

Reino Unido dejará de importar petróleo ruso a fines de 2022

Reino Unido dejará de importar petróleo ruso a fines de 2022
Por Reuters

Por William James y Kylie MacLellan

LONDRES, 8 mar – Gran Bretaña eliminará gradualmente las importaciones de petróleo y productos petrolíferos rusos para finales de 2022, anunció el martes el primer ministro Boris Johnson, uniéndose a otros países, entre ellos Estados Unidos, que están reduciendo su dependencia energética de Rusia.

En respuesta a la decisión del presidente Vladimir Putin de invadir Ucrania, Gran Bretaña y otros países están buscando formas de privar a Moscú de ingresos y reducir las exportaciones energéticas rusas haciéndose más autosuficientes.

“En otro golpe económico al régimen de Putin tras su invasión ilegal de Ucrania, el Reino Unido dejará de depender del petróleo ruso a lo largo de este año, basándose en nuestro severo paquete de sanciones económicas internacionales”, dijo Johnson en un comunicado.

“Trabajando con la industria, estamos seguros de que esto se puede lograr en el transcurso del año, proporcionando suficiente tiempo para que las empresas se ajusten y asegurando que los consumidores estén protegidos”.

El ministro de Empresa, Kwasi Kwarteng, pidió a las empresas que aprovechen el resto de este año para garantizar una transición sin problemas, y dijo que el Gobierno crearía un grupo de trabajo para colaborar con las empresas en la búsqueda de proveedores alternativos.

“Esta transición dará al mercado, a las empresas y a las cadenas de suministro tiempo más que suficiente para sustituir las importaciones rusas, que representan el 8% de la demanda del Reino Unido”, dijo Kwarteng en Twitter.

También dijo que estaba explorando opciones para poner fin a las importaciones británicas de gas ruso, que representan alrededor del 4% del suministro del país.

En un movimiento coordinado, Estados Unidos, el mayor consumidor de petróleo del mundo, anunció la prohibición de las importaciones de petróleo ruso.

También el martes, la Comisión Europea publicó sus planes para reducir la dependencia del gas ruso en dos tercios este año y poner fin a su dependencia de los suministros rusos del combustible “mucho antes de 2030″.