This content is not available in your region

El BCE está soltando el acelerador, una subida de tipos no es automática -Villeroy

El BCE está soltando el acelerador, una subida de tipos no es automática -Villeroy
El BCE está soltando el acelerador, una subida de tipos no es automática -Villeroy   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

PARÍS, 11 mar – El Banco Central Europeo tan sólo está reduciendo sus estímulos, no endureciendo la política monetaria, y un aumento de los tipos de interés no será automático, dijo el viernes el jefe del banco central francés, François Villeroy de Galhau.

El BCE sorprendió el jueves al anunciar una reducción gradual de sus copiosas compras de bonos más rápido de lo esperado, abriendo la puerta a un aumento de tipos a finales de año, a pesar de la incertidumbre creada por la guerra de Rusia en Ucrania.

“Hemos dicho que si se iniciara el aumento de los tipos de interés, sería muy gradual”, dijo Villeroy a la radio BFM Business. “Hemos decidido levantar el pie del acelerador (…), pero no existe la automaticidad que hemos visto en otros bancos centrales”.

El jefe del banco central de Finlandia, Olli Rehn, partidario de la cautela antes de la reunión del BCE, también confirmó esta opinión el viernes.

“Cualquier ajuste de los tipos de interés clave del BCE tendrá lugar algún tiempo después del final (de las compras de activos) y será gradual”, dijo Rehn.

Los mercados ahora descuentan alrededor de 40 puntos básicos de subidas de tipos para finales de año, aunque los economistas son más cautelosos, pronosticando en general un aumento de 25 puntos básicos en el tipo de depósito del BCE del -0,5%.

Villeroy, generalmente considerado un centrista en el Consejo de Gobierno de 25 miembros del BCE, también pareció desestimar las advertencias de los analistas de que el aumento de los precios de las materias primas podría arrastrar al bloque a una recesión.

“El crecimiento sigue siendo positivo, no hay recesión”, dijo.

La postura del BCE del jueves fue percibida por muchos como de firmeza, pero las presiones inflacionarias, que ya se acumulaban mucho antes de la guerra en Ucrania, superaron todas las demás consideraciones.

El BCE prevé que la inflación de la eurozona aumente hasta el 5,1 % este año, más del doble del objetivo del 2 % del banco central, y que se mantenga por encima del objetivo en 2023 por tercer año consecutivo.

En 2024, sin embargo, el BCE prevé que la inflación vuelva a estar por debajo del 2%, una visión que también confirmó Villeroy.

“La inflación en Europa debería volver a bajar a alrededor del 2%”, dijo.