This content is not available in your region

El Banco de Inglaterra se dispone a subir de nuevo los tipos en marco de incertidumbre

Bank of England set to raise rates again as uncertainty swirls
Bank of England set to raise rates again as uncertainty swirls   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Andy Bruce

LONDRES, 17 mar – El Banco de Inglaterra parece dispuesto a seguir subiendo los tipos de interés el jueves, en un intento por evitar que la inflación creciente se arraigue en la economía británica.

Todos salvo cinco de los 49 economistas encuestados recientemente por Reuters creen que el Banco de Inglaterra subirá los tipos de interés por tercera vez consecutiva, hasta su nivel previo a la pandemia del 0,75%, y el resto espera que se mantenga en el 0,5%.

El mes pasado, el BoE (por sus siglas en inglés) predijo que la inflación alcanzaría un máximo de alrededor del 7,25% en abril casi cuatro veces el objetivo del 2% del banco central británico, pero esa previsión se ha visto superada por los cambios radicales en los mercados energéticos europeos tras la invasión rusa de Ucrania.

Los inversores estarán atentos a las nuevas ideas de los responsables de la fijación de los tipos de interés sobre la forma en que planean, al igual que los banqueros centrales de otros países, hacer frente a las fuerzas contrarias de las presiones sobre los precios y la ralentización del crecimiento económico, que podría incluso derivar en una recesión.

La Reserva Federal de EEUU subió los tipos de interés en un cuarto de punto porcentual el miércoles y expuso un plan agresivo para llevar los costes de los préstamos a niveles restrictivos para el próximo año, ya que la preocupación por la alta inflación y la guerra en Ucrania superó los riesgos de la pandemia de coronavirus.

El Banco Central Europeo, que se encuentra a la zaga del Banco de Inglaterra y de la Reserva Federal en la reversión de sus estímulos contra la pandemia, acordó la semana pasada dejar de inyectar dinero en los mercados este verano, despejando el camino para posibles subidas de tipos en 2022.

“La guerra en Ucrania significa que la inflación en Reino Unido va a seguir siendo más elevada durante más tiempo”, dijeron los economistas de ING James Smith y Chris Turner. “Los mercados han llegado a la conclusión de que esto significa que el BdE redoblará sus planes de endurecimiento”.

El sondeo de Reuters entre economistas, publicado el martes, sugería que la inflación en el segundo trimestre se situaría en una media de casi el 8%, lo que supondría la tasa más alta desde principios de la década de 1990.

La mayoría de los economistas prevé que los nueve miembros del Comité de Política Monetaria voten a favor de una subida de tipos, pero podría haber de nuevo una votación dividida sobre el grado de endurecimiento necesario.

El mes pasado, una escasa mayoría de cinco, entre los que se encontraba el gobernador Andrew Bailey, votó a favor de subir los tipos en 25 puntos básicos, en lugar de una subida superior de 50 puntos básicos. Una acción más rápida amenaza con aumentar las expectativas del mercado sobre futuras subidas de tipos, que ya son suficientes para situar la inflación muy por debajo del objetivo en los próximos años, dijeron.

Esas apuestas en el mercado han aumentado en el último mes y ahora apuntan a un tipo de interés bancario del 2% a finales del próximo año.

Paul Hollingsworth, economista jefe para Europa de BNP Paribas, dijo que creía que la preocupación por el crecimiento pasaría a primer plano a finales de este año, “lo que sugiere que la previsión del mercado de seis subidas para finales de año parece muy equivocada”.

Los cuatro miembros del Comité de Política Monetaria que votaron a favor de subir los tipos en 50 puntos básicos el mes pasado mostraron su preocupación por el riesgo de que la alta inflación se arraigue en las expectativas de precios y salarios de empresas y consumidores.

Los datos del último mes han aportado noticias contradictorias en este sentido.

Las expectativas de inflación del público se han fortalecido hasta alcanzar nuevos máximos de varios años, según las encuestas, ya que el mercado laboral se mantuvo dinámico.

Sin embargo, un informe del Banco de Inglaterra de la semana pasada señalaba la debilidad de las previsiones de crecimiento salarial de los hogares, lo que no concuerda con el llamamiento que hizo el mes pasado el gobernador Bailey para que los ciudadanos se muestren comedidos a la hora de pedir un aumento de sueldo.

Con los inversores pendientes de la actualización del presupuesto del próximo miércoles por parte del ministro de finanzas Rishi Sunak, la Cámara de Comercio Británica (BCC) dijo que los responsables de la política monetaria deberían tener cuidado con el aumento del riesgo de recesión.

“Subir los tipos de interés y los impuestos en este momento debilitaría aún más las perspectivas de crecimiento de Reino Unido, al socavar la confianza y disminuir las finanzas de los hogares y las empresas”, dijo Suren Thiru, jefe de economía de la BCC.