This content is not available in your region

Los bancos turcos se resisten a aceptar clientes rusos por temor a sanciones occidentales

Russian central bank to change official rouble exchange rate calculations
Russian central bank to change official rouble exchange rate calculations   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Ebru Tuncay y Orhan Coskun

ESTAMBUL, 18 mar – Los ciudadanos rusos recién llegados a Turquía están encontrando dificultades para realizar depósitos y transferencias en los bancos del país, que han adoptado un enfoque prudencial por temor a contravenir las sanciones occidentales a Moscú, según varias fuentes.

Los bancos privados turcos en particular están rechazando las solicitudes de algunos clientes, mientras someten a otros a niveles adicionales de cumplimiento para asegurarse de que respetan la legislación nacional e internacional, según dijeron a Reuters cuatro fuentes bancarias y dos miembros de la Administración turca.

Todo esto está frustrando a algunos ciudadanos rusos que han llegado a Turquía desde que Moscú inició la invasión de Ucrania hace tres semanas, muchos de ellos trayendo dinero en efectivo en mano. Decenas de ellos han abandonado su país por oponerse a la guerra o para evitar las nuevas restricciones en Rusia, desplazándose sobre todo a países de Oriente Próximo y del Cáucaso.

Al menos seis ciudadanos rusos en Estambul dijeron que es difícil realizar operaciones bancarias básicas, en parte debido a que las empresas de pagos estadounidenses Visa y Mastercard suspendieron sus operaciones para ellos como parte de las sanciones de Estados Unidos, destinadas a castigar al presidente Vladimir Putin por la invasión.

“Me las arreglé para traer dólares de Moscú y cambiarlos aquí. Pero aún no tengo tarjeta”, explica Filipp Chejunov, un ciudadano ruso que trabaja en el sector de la animación y que llegó a Estambul en las últimas semanas.

En busca de soluciones para pagar cosas tan básicas como el alojamiento, muchos rusos han intentado abrir cuentas y depositar fondos en bancos locales, dado que Turquía mantiene buenos lazos con Moscú y se opone a las sanciones impuestas por muchos de sus aliados de la OTAN.

Pero aunque técnicamente no se enfrentan a más obstáculos que otros extranjeros, las visitas a las sucursales bancarias no han sido fáciles.

“Especialmente los bancos privados son muy cautelosos con los nuevos depósitos rusos y temen las sanciones”, dijo una fuente bancaria de alto nivel que pidió permanecer en el anonimato, añadiendo que la norma del sector de verificar la identidad del cliente es crucial.

“El problema no es abrir una cuenta, sino cómo va a llegar el dinero y qué ocurrirá si se producen sanciones”, dijo la fuente. “Los bancos son muy cuidadosos en cuanto a las nuevas cuentas”.

El regulador de la banca turca BDDK dijo que las autoridades y las instituciones financieras están siguiendo de cerca las sanciones aplicadas a Rusia. Pero “nuestra organización no tiene instrucciones de limitar a los ciudadanos de ningún país que no esté en el ámbito de las decisiones sobre sanciones”, dijo a Reuters.