This content is not available in your region

Barril sube más de un 7% mientras la UE estudia prohibir el petróleo ruso

Precios del crudo vuelve a subir mientras UE estudia posibilidad de prohibir petróleo ruso
Precios del crudo vuelve a subir mientras UE estudia posibilidad de prohibir petróleo ruso   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Marcy de Luna

HOUSTON, 21 mar -Los precios del petróleo subieron más de un 7% el lunes, y el Brent, la referencia mundial, superó los 115 dólares por barril, mientras los países de la Unión Europea discrepaban de si unirse a Estados Unidos en un embargo petrolero a Rusia.

* Los futuros del Brent cerraron con un alza de 7,69 dólares, o un 7,12%, a 115,62 dólares por barril, mientras que el estadounidense West Texas Intermediate (WTI) ganó 7,42 dólares, o un 7,09%, a 112,12 dólares por barril.

* Un embargo de este tipo “podría suponer un precipicio para los problemas mundiales de suministro”, dijo John Kilduff, socio de Again Capital LLC.

* Ante la incertidumbre sobre la posible prohibición de las importaciones de petróleo ruso por parte de la UE, los futuros de la gasolina en Estados Unidos subieron un 5%.

* Los gobiernos de la Unión Europea estudiarán esta semana la posibilidad de imponer un embargo de petróleo a Rusia por su invasión de Ucrania, en una serie de cumbres destinadas a endurecer la respuesta de Occidente a Moscú.

* La UE y sus aliados ya han impuesto una ristra de medidas contra Rusia, incluida la congelación de los activos de su banco central.

* Ucrania desafió la exigencia rusa de que sus fuerzas depusieran las armas antes del amanecer en Mariúpol, donde cientos de miles de civiles han quedado atrapados por el sitio.

* Ante los escasos indicios de que el conflicto amaine, la atención volvió a centrarse en si el mercado será capaz de sustituir los barriles rusos afectados por las sanciones.

* Durante el fin de semana, los ataques del grupo hutí de Yemen, alineado con Irán, provocó una caída temporal de la producción en una refinería conjunta de Saudi Aramco en Yanbu, alimentando la preocupación en un mercado de productos petrolíferos ya tenso.