This content is not available in your region

Oleoducto kazajo CPC suspende exportaciones de crudo por daños causados por tormenta y mal tiempo

Oleoducto kazajo CPC suspende exportaciones de crudo por daños causados por tormenta y mal tiempo
Oleoducto kazajo CPC suspende exportaciones de crudo por daños causados por tormenta y mal tiempo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Julia Payne

23 mar – Las exportaciones de crudo desde la terminal del Consorcio del Oleoducto del Caspio (CPC) de Kazajistán, en la costa rusa del Mar Negro, se detuvieron por completo el miércoles tras los daños causados por una gran tormenta y el continuo mal tiempo, según dijeron un agente de buques del puerto y el jefe del CPC.

El oleoducto CPC está en el punto de mira desde que Rusia comenzó lo que denomina como una “operación militar especial” en Ucrania, que ha restringido las exportaciones rusas y ha provocado una subida del precio del crudo.

Estados Unidos ha impuesto sanciones al petróleo ruso, pero dijo que los flujos desde Kazajistán a través de Rusia deberían funcionar sin interrupción.

Dos de las tres instalaciones de carga del puerto de Novorossiisk, en el Mar Negro, resultaron dañadas por la tormenta y su reparación tardará al menos un mes y medio, dijo el agente a Reuters.

El director ejecutivo de CPC, Niklai Gorban, dijo que los daños son “críticos”. También afirmó que los proveedores extranjeros han suspendido las entregas de piezas de repuesto para las instalaciones dañadas.

El viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, declaró más tarde que el suministro petrolero por parte de la CPC podría estar interrumpido por completo hasta dos meses. “Los expertos técnicos están haciendo comprobaciones (…) La situación es bastante difícil en general”, señaló.

El oleoducto CPC transporta alrededor de 1,2 millones de barriles diarios del principal grado de crudo de Kazajistán. Este volumen representa el 1,2% de la demanda mundial.

La mayor parte del petróleo del oleoducto pertenece a Rusia, Kazajistán y a grandes petroleras internacionales como Chevron. Cualquier interrupción importante de sus flujos supondrá una mayor tensión en un mercado mundial petrolero, que se enfrenta a una de las peores crisis de suministro desde el embargo petrolero árabe de los años 70.

“Ayer, tras una racha de viento del norte realmente fuerte, la terminal inspeccionó sus instalaciones y descubrió que el SPM (amarre de punto único) 3 requería servicio técnico y tenía que ser retirado del servicio. Hoy se ha decidido que el SPM 2 también requiere el servicio y, por lo tanto, quedará fuera de servicio”, dijo el agente marítimo.

La tercera instalación seguía operativa, pero el mal tiempo del miércoles detuvo también estos flujos.