This content is not available in your region

Rusia decidirá la próxima semana el futuro uso de la planta de Renault en Moscú

Rusia decidirá la próxima semana el futuro uso de la planta de Renault en Moscú
Rusia decidirá la próxima semana el futuro uso de la planta de Renault en Moscú   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

24 mar – Las autoridades rusas decidirán cómo utilizar la planta de Renault en Moscú a finales de la próxima semana, dijo el jueves el Ministerio de Industria y Comercio, después de que el fabricante de automóviles anunciara que suspendía sus operaciones en el país.

Renault, el mayor actor en el mercado automovilístico ruso, dijo el miércoles que detenía la producción en la planta y que evaluaría sus opciones sobre su participación mayoritaria en Avtovaz, el fabricante de automóviles número 1 de Rusia, tras la invasión rusa de Ucrania.

Los comentarios del Gobierno sobre el futuro de la fábrica se producen después de que el Kremlin sugiriera que podría nacionalizar los activos de las empresas extranjeras que abandonaran el país.

“El Ministerio de Industria y Comercio discutirá las perspectivas de desarrollo de la fábrica de Renault Rusia con el Gobierno de Moscú. Las soluciones concertadas se anunciarán a finales de la próxima semana”, dijo el ministerio.

La fábrica de Moscú, propiedad de Renault, produce los modelos Renault Duster, Kaptur, Arkana y Nissan Terrano.

“El Ministerio de Industria y Comercio está en contacto permanente con Avtovaz y la dirección del Grupo Renault”, dijo el ministerio en un comunicado.

Renault no estaba disponible de inmediato para hacer comentarios.

Avtovaz, que está controlada por Renault y produce las marcas de automóviles Lada y Renault, detuvo parcialmente la producción en sus plantas de Togliatti e Izhevsk esta semana debido a la escasez de piezas electrónicas.

El Ministerio de Industria ruso afirmó que se está haciendo todo lo necesario para reanudar las operaciones en las líneas de montaje de Avtovaz, incluida la creación de reservas de componentes.

Más de 400 empresas se han retirado de Rusia desde que invadió Ucrania el 24 de febrero, en lo que Moscú llama “una operación militar especial”, dejando atrás activos por valor de miles de millones de dólares.

Renault y otras empresas occidentales, entre ellas las de alimentación Nestlé y Danone, han sido criticadas por su permanencia en el país.