This content is not available in your region

La UE y EEUU sellarán su acuerdo de suministro de gas ante la crisis energética

La UE y EEUU sellarán su acuerdo de suministro de gas ante la crisis energética
La UE y EEUU sellarán su acuerdo de suministro de gas ante la crisis energética   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

BRUSELAS, 25 mar – La Unión Europea y Estados Unidos desvelaron el viernes un acuerdo para suministrar a Europa más gas natural licuado (GNL) estadounidense, mientras los líderes del bloque europeo se reúnen para frenar su dependencia de los combustibles fósiles rusos y hacer frente a una crisis energética.

El pacto, anunciado durante una visita a Bruselas del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se produce tras una jornada de tres cumbres en la ciudad europea en las que los líderes occidentales arremetieron contra la invasión rusa de Ucrania y ofrecieron un nuevo apoyo a Kiev.

La invasión de Ucrania por Rusia, principal proveedor de gas de Europa, ha llevado los precios de la energía, ya de por sí elevados, a un nivel récord, y ha movido a la UE a comprometerse a reducir su consumo de gas ruso en dos tercios este año, aumentando las importaciones de otros países e impulsando las energías renovables.

“Estados Unidos trabajará con socios internacionales y se esforzará por garantizar volúmenes adicionales de GNL para el mercado de la UE de al menos 15 bcm (miles de millones de metros cúbicos) en 2022, con aumentos previstos en el futuro”, dijo la Casa Blanca en una hoja informativa.

El objetivo a más largo plazo sería asegurar hasta al menos 2030 unos 50 bcm anuales de GNL estadounidense adicional, según la hoja informativa.

Los líderes de la UE debatirán el viernes qué más pueden hacer para frenar la elevada factura energética de sus ciudadanos.

España, Grecia y otros países defenderán la imposición de topes a los precios de la electricidad y la intervención en el mercado, mientras que un grupo que incluye a Alemania y los Países Bajos se opondrá y tratará de retrasar esas medidas, según fuentes diplomáticas.

También se planteará la cuestión de si se impone un embargo a la energía rusa, además de la serie de sanciones ya impuestas a Moscú, pero no se espera que se tome ninguna decisión al respecto.

Rusia suministra el 40% de las necesidades de gas de la UE y más de una cuarta parte de sus importaciones de petróleo. Los países más dependientes de este suministro, en particular Alemania, son reacios a tomar una medida que tendría un gran impacto económico.

Los 27 líderes también se comprometerán a empezar a comprar gas de forma conjunta y a llenar los depósitos antes del próximo invierno para crear un colchón contra nuevas crisis de suministro.