This content is not available in your region

Las tecnológicas de EEUU se enfrentan a nuevas normas tras pacto en la EU

Las tecnológicas de EEUU se enfrentan a nuevas normas tras pacto en la EU
Las tecnológicas de EEUU se enfrentan a nuevas normas tras pacto en la EU   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Foo Yun Chee

BRUSELAS, 24 mar – Google, de Alphabet, Amazon, Apple, Meta y Microsoft podrían tener que cambiar sus principales prácticas empresariales en Europa, ya que los países de la UE y los parlamentarios comunitarios cerraron el jueves un acuerdo sobre normas históricas para frenar sus poderes.

Francia, que ostenta actualmente la presidencia de turno de la UE, dijo en un tuit que había un acuerdo provisional tras ocho horas de conversaciones.

El jefe de la industria de la UE, Thierry Breton, dijo en un tuit que el acuerdo garantizaría unos mercados digitales justos y abiertos.

“Lo que queremos es sencillo: mercados justos también en lo digital. Las grandes plataformas de acceso han impedido que las empresas y los consumidores se beneficien de los mercados digitales competitivos”, dijo en un comunicado la jefa de defensa de la competencia de la UE, Margrethe Vestager, que propuso las normas hace poco más de un año.

“Esto significa que el tiempo de los largos casos antimonopolio, en los que las autoridades iban a la zaga de las grandes empresas tecnológicas, ha terminado”, dijo el legislador de la UE Andreas Schwab, que había dirigido el debate en el Parlamento Europeo.

La Ley de Mercados Digitales (LMD) establece normas para los guardianes de la red, es decir, las empresas que controlan los datos y el acceso a las plataformas.

Abarcará a los guardianes de los servicios de intermediación online, las redes sociales, los motores de búsqueda, los sistemas operativos, los servicios de publicidad online, la computación en la nube, los servicios para compartir vídeos, los navegadores web y los asistentes virtuales.

En virtud de la LMD, los gigantes tecnológicos tendrán que hacer interoperables sus servicios de mensajería y facilitar a los usuarios empresariales el acceso a sus datos. Los usuarios empresariales podrán promocionar productos y servicios de la competencia en una plataforma y llegar a acuerdos con los clientes fuera de las plataformas.

Las normas prohíben a las empresas favorecer sus propios servicios en detrimento de los de la competencia o impedir a los usuarios eliminar el software o las aplicaciones preinstaladas.

La LMD se aplicará a las empresas con una capitalización bursátil de 75.000 millones de euros, 7.500 millones de euros de facturación anual y al menos 45 millones de usuarios mensuales.

Las empresas se enfrentan a fuertes multas de hasta el 10% de su volumen de negocios anual a nivel mundial por incumplir las normas y de hasta el 20% en caso de reincidencia.

Apple, que ha ejercido una intensa presión contra la LMD, reiteró su preocupación.

“Nos sigue preocupando que algunas disposiciones de la LMD creen vulnerabilidades innecesarias en materia de privacidad y seguridad para nuestros usuarios, mientras que otras nos prohíben cobrar por una propiedad intelectual en la que invertimos mucho”, dijo en un comunicado.

Google, que también intensificó sus actividades de presión en el último año, coincidió en esta apreciación.

“Aunque apoyamos muchas de las ambiciones de la LMD en cuanto a la elección de los consumidores y la interoperabilidad, nos preocupa que algunas de estas normas puedan reducir la innovación y la capacidad de elección de los europeos. Ahora nos tomaremos un tiempo para estudiar el texto final, hablar con el regulador y averiguar qué debemos hacer para cumplirlo”, dijo en un comunicado.