This content is not available in your region

La compraventa de empresas del primer trimestre cae a mínimos de 6 años en Alemania

La compraventa de empresas del primer trimestre cae a mínimos de 6 años en Alemania
La compraventa de empresas del primer trimestre cae a mínimos de 6 años en Alemania   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Emma-Victoria Farr y Alexander Hübner

28 mar – Las fusiones y adquisiciones en Alemania en los tres primeros meses de 2022 han caído un 10% respecto al mismo periodo de 2021, en lo que ha sido el inicio de año más lento desde 2016 debido a la incertidumbre del mercado provocada por la invasión de Rusia en Ucrania.

Los mercados de renta variable de la mayor economía de la zona euro se han visto más afectados, ya que el nerviosismo del mercado ha provocado una escasez total de operaciones, sin que se hayan registrado ofertas públicas iniciales ni ofertas de títulos convertibles en lo que va de año, según datos de Refinitiv.

“Es poco probable que las empresas decidan cotizar en bolsa antes de Semana Santa, e incluso poco probable antes del verano, dadas las actuales condiciones del mercado”, afirmó Armin von Falkenhayn, director de banca corporativa y de inversión en Alemania, Austria y Suiza de Bank of America.

Los mercados de capital alemanes sólo han recaudado 1.000 millones de dólares en lo que va de año, un 88% menos que en el primer trimestre de 2021.

Pero el apetito por las operaciones de fusión y adquisición sigue siendo fuerte, aunque los consejos de administración se hayan vuelto más reacios al riesgo.

“A diferencia del comienzo de la crisis del coronavirus, el mercado de fusiones y adquisiciones definitivamente no se ha paralizado y los proyectos continúan. Pero las partes están examinando con mucho cuidado cómo puede afectar el conflicto a cada empresa”, dijo Tibor Kossa, codirector de Fusiones y Adquisiciones de Alemania y Austria en Goldman Sachs.

Aunque la crisis ucraniana sólo ha afectado a alrededor del 1-2% de las ventas de las empresas alemanas, “la guerra y sus consecuencias a largo plazo absorben mucha capacidad de gestión”, afirmó Berthold Mueller, presidente de banca de inversión en DACH de Jefferies.

Sin embargo, en medio de la cautela reinante a la hora de iniciar nuevos procesos, algunas subastas que se lanzaron antes de la guerra consiguieron llegar a la meta.

El fuerte crecimiento en el sector tecnológico contribuyó a un aumento de la actividad de operaciones en el mercado medio (empresas de pequeña capitalización) hasta su mayor total en lo que va de año desde 2015, según los datos de Refinitiv.

Uno de los sectores que parece resistir al telón de fondo de la guerra es el de las telecomunicaciones, probablemente beneficiado por su relevancia para el flujo de información en tiempos de crisis.

Los acuerdos transatlánticos podrían aumentar a medida que el panorama europeo se vuelve más difícil.

“En el futuro esperamos que las empresas alemanas que busquen adquisiciones se orienten cada vez más hacia Norteamérica, ya que es probable que la brecha de crecimiento entre Europa y Estados Unidos se amplíe aún más en el entorno actual”, dijo Kossa de Goldman.

(1 dólar = 0,9061 euros)