This content is not available in your region

El bache de las fábricas de la eurozona en marzo apunta al riesgo de recesión -PMI

El bache de las fábricas de la eurozona en marzo apunta al riesgo de recesión -PMI
El bache de las fábricas de la eurozona en marzo apunta al riesgo de recesión -PMI   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

LONDRES, 1 abr – El crecimiento del sector manufacturero de la zona euro se desaceleró bruscamente el mes pasado, ya que la invasión de Rusia en Ucrania provocó cuellos de botella en la cadena de suministro, redujo la demanda y afectó a la confianza, según una encuesta, mientras que el aumento de los costes de la energía impulsó un incremento general de los precios.

La incertidumbre generada por la invasión, combinada con la intensificación de la crisis del coste de la vida, sugiere que la industria manufacturera del bloque podría entrar en recesión este trimestre.

El índice final de gestores de compras (PMI) del sector manufacturero de S&P Global cayó a un mínimo de 14 meses de 56,5 en marzo, desde el 58,2 de febrero, por debajo de una estimación inicial provisional de 57,0, pero todavía muy por encima de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

El índice que mide la producción, que forma parte del PMI compuesto que se publicará la próxima semana y que se considera un buen barómetro de la salud económica, se hundió a 53,1 desde 55,5, su nivel más bajo desde junio de 2020, cuando el bloque estaba sufriendo la primera oleada de la pandemia de coronavirus.

“Justo cuando el desvanecimiento de la última ola pandémica estaba generando un viento a favor para la recuperación del sector manufacturero de la zona euro, con la reapertura de las economías y el alivio de los cuellos de botella en la cadena de suministro, la guerra en Ucrania ha creado un nuevo y amenazante viento en contra”, dijo Chris Williamson, economista jefe de negocios de S&P Global.

“Las tasas de crecimiento se han ralentizado notablemente en medio de las sanciones, el aumento de los costes de la energía y las nuevas limitaciones de la oferta relacionadas con la guerra”.

El crecimiento global de la demanda se debilitó porque las fábricas, ante el aumento de los costes de los insumos, aumentaron los precios al ritmo más rápido desde que S&P Global comenzó a recopilar los datos en 2002. Los pedidos de exportación, que incluyen el comercio entre los Estados miembros, disminuyeron por primera vez desde junio de 2020.

La inflación en el bloque probablemente se disparó al 6,6% el mes pasado, según los datos que se espera que se muestren más tarde el viernes, de acuerdo con un sondeo de Reuters, lo que probablemente añadirá presión a los responsables de la política monetaria del Banco Central Europeo para que suban los tipos de interés.

Los indicadores de confianza en la región han caído en picado y el PMI de producción futura se desplomó a 54,4 desde 68,5, su lectura más baja desde mayo de 2020.

“El optimismo empresarial en el sector productor de bienes se ha desplomado hasta un nivel indicativo de que la producción manufacturera se reducirá en el segundo trimestre y se sumará al riesgo de que el sector manufacturero se deslice hacia una nueva recesión”, dijo Williamson.