This content is not available in your region

Sólo una fuerte baja de las emisiones evitará los extremos climáticos, según un informe de la ONU

Sólo una fuerte baja de las emisiones evitará los extremos climáticos, según un informe de la ONU
Sólo una fuerte baja de las emisiones evitará los extremos climáticos, según un informe de la ONU   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Gloria Dickie

4 abr – Una reducción drástica del uso de combustibles fósiles, cultivar bosques y comer menos carne, son sólo algunas de las acciones necesarias en esta década para contener el calentamiento global a 1,5 grados centígrados sobre las temperaturas preindustriales, según un informe de la agencia científica del clima de la ONU https://bit.ly/3K6XClZ.

A pesar de las advertencias sobre el cambio climático emitidas por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) desde 1990, las emisiones mundiales han seguido aumentando en la última década, alcanzando su punto más alto de la historia.

El resultado es que las emisiones globales están en camino de superar el límite de calentamiento de 1,5 grados previsto en el Acuerdo de París de 2015 y alcanzar unos 3,2 grados a finales de siglo.

“Salimos de la COP26 en Glasgow con un optimismo ingenuo, basado en nuevas promesas y compromisos”, dijo el secretario General de la ONU, António Guterres, en la publicación del informe.

“Sin embargo, las promesas climáticas actuales (todavía) significarían un aumento del 14% de las emisiones. Y la mayoría de los principales emisores no están tomando las medidas necesarias para cumplir incluso estas promesas inadecuadas”, agregó.

En este momento, sólo una fuerte reducción de las emisiones en esta década en todos los sectores, desde la agricultura y el transporte hasta la energía y los edificios, puede cambiar las cosas, según el informe.

Incluso en ese caso, los Gobiernos tendrían que reforzar los esfuerzos para plantar más árboles y desarrollar tecnologías que puedan eliminar parte del dióxido de carbono que ya está en la atmósfera tras más de un siglo de actividad industrial.

“Es ahora o nunca”, dijo el copresidente del informe del IPCC, Jim Skea, en una declaración junto con el informe, el último de una serie de tres partes del IPCC, cuyo próximo ciclo de revisión no se espera hasta al menos otros cinco años.

DRAMATISMO Y RETRASO

Mientras que otros informes recientes del IPCC abordaban los últimos descubrimientos de la ciencia del cambio climático, así como las formas de adaptación del mundo a un mundo más cálido, el del lunes trató las formas de frenar las emisiones, lo que lo convierte en uno de los más polémicos para los gobiernos.

Algunos científicos describieron el proceso como “insoportable”, y el IPCC se vio obligado a retrasar seis horas la publicación del informe el lunes.

La aprobación final del resumen clave del informe para los responsables políticos que requiere el visto bueno de todos los países siguió a una sesión maratónica de horas extras durante el fin de semana, mientras los funcionarios gubernamentales discutían la redacción.

“Los países tienen intereses diferentes”, dijo el coautor del IPCC y científico del clima Jan Minx. “Todo el mundo quiere asegurarse de que se tienen en cuenta sus preocupaciones (…) pero los científicos tienen la última palabra”.