This content is not available in your region

Las bajas por COVID obligan a easyJet a cancelar vuelos en Reino Unido

Surging COVID cases force easyJet to cancel UK flights over staff shortages
Surging COVID cases force easyJet to cancel UK flights over staff shortages   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

LONDRES, 4 abr -Una nueva oleada de COVID-19 en Reino Unido ha obligado a algunas aerolíneas, entre ellas easyJet < EZJ.L>, a cancelar cientos de vuelos en los últimos días al dispararse las bajas por enfermedad del personal.

Inglaterra abandonó a principios de este año todas sus restricciones relativas al coronavirus, incluida la obligación legal de autoaislarse en caso de dar positivo y la necesidad de llevar máscaras en lugares públicos.

Los casos empezaron a aumentar en Reino Unido a principios del mes pasado y, a finales de la semana del 26 de marzo, se estimaba que una de cada 13 personas era portadora del virus, lo que supone la cifra más alta desde el inicio de la pandemia.

Aunque los niveles de hospitalización están muy por debajo de los picos anteriores de 2020 y 2021, las empresas están informando de interrupciones en sus servicios, incluso en los aeropuertos.

EasyJet canceló más de 200 vuelos durante el fin de semana y dijo que unos 60 serían cancelados el lunes. British Airways también realizó un pequeño número de cancelaciones el domingo y dijo que el problema estaba afectando a las aerolíneas y a los aeropuertos en general.

EasyJet dijo que había designado tripulaciones de reserva para amortiguar el impacto, y que al cancelar rutas consolidaría los vuelos donde tuviera múltiples opciones.

“Lamentamos las molestias que esto pueda causar a los clientes de los vuelos afectados”, dijo en un comunicado. “Los clientes han sido contactados y se les ha proporcionado sus opciones que incluyen volver a reservar en un vuelo alternativo o recibir un vale o un reembolso completo”.

Las personas que den positivo en la prueba de COVID-19 ya no tienen que autoaislarse según la ley, pero las empresas les aconsejan que se queden en casa. Las pruebas gratuitas para el público ya no están disponibles.