This content is not available in your region

Estados de la UE plantean dudas sobre prohibición al carbón y nuevas sanciones a Rusia: fuentes

Factbox-Why an EU ban on Russian coal matters
Factbox-Why an EU ban on Russian coal matters   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Francesco Guarascio

BRUSELAS, 6 abr – Los diplomáticos de la Unión Europea no aprobaron el miércoles las nuevas sanciones contra Rusia propuestas por la Comisión Europea, ya que es necesario abordar cuestiones técnicas, entre ellas la de si la prohibición al carbón afectaría a los contratos existentes, dijeron fuentes.

El martes, el ejecutivo de la UE propuso prohibir la importación de todo tipo de carbón procedente de Rusia, como parte de un paquete de medidas más amplio que restringiría aún más el comercio con Moscú.

Las sanciones deben ser aprobadas por los gobiernos de la UE, pero las preocupaciones se plantearon en una reunión de enviados de la UE el miércoles, dijeron a Reuters tres fuentes familiarizadas con las conversaciones.

Una de las cuestiones clave fue planteada por Alemania, el mayor importador de carbón ruso de la UE. Berlín quiere que se aclare si la prohibición del carbón afectará a los contratos existentes o sólo a los futuros, dijeron las fuentes.

Si la prohibición se aplica sólo a los nuevos contratos, Rusia podría seguir exportando carbón a la UE durante un largo periodo.

Un portavoz del enviado alemán en Bruselas declinó hacer comentarios al respecto.

Alemania ya había bloqueado un intento de la UE por prohibir las importaciones de carbón ruso como reacción a la crisis de Ucrania.

La Comisión ha propuesto un periodo de liquidación de 90 días para los contratos de carbón existentes, dijeron funcionarios de la UE a Reuters.

No estaba claro cómo se resolvería la cuestión, aunque los diplomáticos se mostraron optimistas sobre la posibilidad de alcanzar una avenencia en una nueva reunión de enviados de la UE el jueves.

Los gobiernos criticaron la forma en que se presentaron las medidas porque la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, informó a los medios de comunicación antes de discutirlas con los Estados.