This content is not available in your region

La invasión rusa de Ucrania disuadió a la Fed de una mayor alza de tasas, muestran las minutas

La invasión rusa de Ucrania disuadió a la Fed de una mayor alza de tasas, muestran las minutas
La invasión rusa de Ucrania disuadió a la Fed de una mayor alza de tasas, muestran las minutas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Ann Saphir y Lindsay Dunsmuir

6 abr – La Reserva Federal probablemente habría subido las tasas de interés en medio punto porcentual el mes pasado para asestar un golpe más contundente a la creciente inflación de Estados Unidos, pero la invasión rusa de Ucrania se lo impidió, según mostraron el miércoles las minutas de su reunión de marzo.

“Muchos participantes señalaron que (…) habrían preferido un aumento de 50 puntos básicos en el rango objetivo de la tasa de interés de la Fed en esta reunión”, dijeron las actas. “A la luz de la mayor incertidumbre a corto plazo asociada a la invasión rusa de Ucrania, juzgaron que un aumento de 25 puntos básicos sería apropiado en esta reunión”.

Rusia inició la invasión a Ucrania el 24 de febrero, días después de que varios responsables de la política monetaria de la Fed se mostraran abiertos a un alza de medio punto porcentual de la tasa de referencia en la reunión de marzo.

Una semana más tarde, Jerome Powell, en una comparecencia ante el Congreso, calificó la incipiente guerra como un “cambio de juego” y reveló que apoyaría un movimiento más pequeño de 25 puntos básicos, anticipando la decisión de la Fed y proporcionando cierta certidumbre incluso cuando los mercados financieros seguían en vilo por la guerra.

Las actas muestran que su opinión sobre un incremento menor fue ampliamente compartida por sus colegas, que decidieron subir las tasas en un cuarto de punto porcentual, y señalaron que seguirían aumentando los tipos a lo largo del año y en el 2023.

“Parece que han retrasado una subida de 50 puntos (básicos) debido al conflicto entre Rusia y Ucrania, lo que tiene sentido”, dijo Alan Lancz, presidente de Alan B. Lancz and Associates en Toledo, Ohio.

Uno de los principales temores de la Reserva Federal en ese momento era el aumento de la incertidumbre sobre el impacto en la economía estadounidense de la guerra y las sanciones a Rusia, que han hecho subir los precios de la energía y los alimentos.

Desde la reunión y a medida que la guerra se prolongaba, varios responsables de la Fed, incluido Powell, han señalado que el principal riesgo del conflicto es una mayor presión al alza sobre la inflación, no un golpe al crecimiento económico de Estados Unidos, lo que refuerza la necesidad de mayores alzas de tasas.

Los participantes en el mercado apuestan por un alza de tasas de medio punto porcentual, probablemente no sólo en mayo, sino también en las reuniones de junio y julio. Una serie de tres subidas de 50 puntos supondría el mayor aumento de las tasas de interés de Estados Unidos desde principios de la década de 1980.

“Muchos participantes señalaron que uno o más aumentos de 50 puntos básicos en el rango objetivo podrían ser apropiados en futuras reuniones, particularmente si las presiones inflacionarias se mantuvieran elevadas o se intensificaran”, según las actas.

La última vez que la Fed subió las tasas en medio punto porcentual fue en 1995.