This content is not available in your region

Los Benetton rechazan la propuesta de GIP y Brookfield por Atlantia

GIP y Brookfield hicieron una propuesta no vinculante por la italiana Atlantia el 30 de marzo
GIP y Brookfield hicieron una propuesta no vinculante por la italiana Atlantia el 30 de marzo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

MILÁN, 7 abr -La familia Benetton, que controla la italiana Atlantia, ha comunicado a Global Infrastructure Partners (GIP) y a Brookfield Infrastructure que no está interesada en la propuesta de adquisición del operador italiano de carreteras y aeropuertos propuesta por ambos fondos.

En un comunicado emitido el jueves por Edizione, el ‘holding’ de la familia, los Benetton dijeron que su inversión en Atlantia es estratégica y que quieren preservar las raíces italianas del grupo y su integridad.

También confirmaron que se están llevando a cabo conversaciones con Blackstone Group sobre su posible incorporación como socio, en una alianza que reforzaría su control sobre Atlantia, pero añadieron que aún no se ha alcanzado ningún acuerdo.

GIP y Brookfield confirmaron que han presentado una posible adquisición de Atlantia, que opera aeropuertos en Roma y el sur de Francia y autovías en Europa y América Latina.

Las acciones de Atlantia, cuya capitalización bursátil supera los 16.000 millones de euros (17.500 millones de dólares), subieron hasta un 12% ante la perspectiva de una guerra de ofertas en la que también participa Florentino Pérez, presidente de la española ACS y del club de fútbol Real Madrid.

Los dos fondos confirmaron que se habían reunido con Edizione, de la familia Benetton, los días 3 y 23 de marzo, y presentaron la propuesta a Edizione el 30 de marzo. Edizione posee el 33% de Atlantia.

Los fondos indicaron que tienen un acuerdo exclusivo con ACS, controlada por Pérez, en virtud del cual la constructora española podría adquirir una participación mayoritaria en las concesiones de autopistas de peaje de Atlantia si se completaba alguna oferta.

PODERES DE ORO

GIP y Brookfield habían advertido que podrían no presentar una oferta por la compañía, cuyo valor de empresa supera los 45.000 millones de euros si se tiene en cuenta la deuda neta.

La política también corre el riesgo de complicar la situación, ya que el Gobierno italiano tiene “poderes de oro” para vetar la propiedad de los aeropuertos del país.

“El teórico acuerdo sería notablemente complejo debido a consideraciones de valoración, políticas y de financiación”, dijo Kepler Cheuvreux en una nota, refiriéndose a cualquier acuerdo de ACS y sus socios.

Alessandro Benetton fue nombrado presidente de Edizione este año, reforzando el control de la familia sobre sus inversiones. Edizione dijo entonces que consideraba estratégica su inversión en Atlantia.

Pérez y los Benetton ya están vinculados a través de su propiedad conjunta del operador español de autopistas Abertis.

A través de ACS, Pérez ya había presentado una oferta por la unidad de autopistas italiana de Atlantia, Autostrade per l’Italia, pero no consiguió el respaldo del Gobierno italiano.

Atlantia finalmente vendió la unidad, foco de una disputa con el Gobierno después del mortal colapso de un puente en 2018 en Italia, al banco estatal italiano CDP y sus aliados. Este año se embolsará 8.000 millones de euros por la operación.

(1 dólar =0,9163 euros)