This content is not available in your region

La UE forma equipo para empezar a comprar conjuntamente gas no ruso

La UE forma equipo para empezar a comprar conjuntamente gas no ruso
La UE forma equipo para empezar a comprar conjuntamente gas no ruso   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Kate Abnett

BRUSELAS, 8 abr – La Unión Europea ha puesto en marcha una plataforma para que los países de la Unión Europea compren conjuntamente gas y gas natural licuado (GNL) con el fin de reducir la dependencia de los combustibles rusos y crear una reserva contra las crisis de suministro.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia, que es el principal proveedor de gas de Europa, ha hecho que los precios de la energía, ya de por sí elevados, alcancen máximos históricos y ha forzado a la UE a reducir su dependencia de los combustibles fósiles rusos aumentando las importaciones de otros países y desarrollando más rápidamente las energías renovables.

Los dirigentes de los países de la UE aprobaron en una cumbre el mes pasado la compra conjunta de gas, que varios Estados miembros entre los que se encuentran España y Grecia habían pedido para paliar las posibles interrupciones del suministro. Rusia suministra el 40% del gas de la UE.

La nueva plataforma formada por representantes de la Comisión y de los países de la UE se reunió el jueves y pondrá en común las demandas de los países y coordinará las conversaciones con los principales proveedores de gas y GNL.

El plan es voluntario y los Estados miembros no están obligados a participar. Su objetivo es utilizar la influencia de la UE como mayor comprador de gas del mundo para atraer el suministro “a precios estables que reflejen la previsibilidad y el tamaño del mercado común de la UE”, dijo la Comisión en un comunicado.

Los precios del gas en Europa alcanzaron niveles récord después de que Rusia pusiera en marcha lo que denomina una “operación militar especial” en Ucrania, y los analistas han advertido de que una carrera de Europa para comprar grandes volúmenes de GNL que no proceda de Rusia podría dejar a los países más pobres sin poder pagar el suministro que necesitan.

La UE se ha comprometido a abandonar los combustibles rusos para 2027, y en mayo dará a conocer un plan detallado para lograrlo.

El almacenamiento de gas de la UE está actualmente cubierto en un 26%. Los países están negociando una ley que les obligue a llenar los almacenes al menos hasta el 90% de su capacidad antes del 1 de noviembre de cada año a partir de 2023 y el 80% este año, y algunos Estados miembros están preocupados por cómo distribuir el coste de este proceso.

La Comisión dijo que la plataforma también apoyará la compra de hidrógeno, ya que la UE pretende pasar del gas fósil a los gases de baja emisión de carbono en el futuro para cumplir sus objetivos en materia de cambio climático.