This content is not available in your region

Las reservas de gas alemanas pueden durar hasta el final del verano - regulador

Las reservas de gas alemanas pueden durar hasta el final del verano - regulador
Las reservas de gas alemanas pueden durar hasta el final del verano - regulador   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Christoph Steitz y Joseph Nasr

FRÁNCFORT, 12 abr – Las reservas de gas de Alemania durarían al menos hasta finales del verano en caso de que Rusia decidiera interrumpir el suministro ahora, según declaró el martes el regulador de la red del país, advirtiendo que la presión sobre la Unión Europea para prohibir la energía rusa estaba aumentando por la muerte de civiles en Ucrania.

En una entrevista concedida a Die Zeit, Klaus Mueller, que dirige la Bundesnetzagentur alemana, dijo que las reservas actuales ofrecen un panorama ligeramente mejor que el de hace tres o cuatro semanas y que incluso podrían durar hasta principios de otoño en caso de que se produjera una interrupción inmediata del suministro.

Con el aumento de muertes de civiles en Ucrania debido a la invasión rusa, la mayor economía de Europa se encuentra bajo presión para desprenderse del gas y el petróleo rusos, ya que los críticos dicen que los ingresos proporcionan a Moscú fondos vitales para hacer la guerra.

Mueller dijo a Die Zeit que las noticias sobre las atrocidades aumentarían la presión sobre la UE para prohibir las importaciones de gas ruso, lo que obligaría a Alemania a racionar la energía, una perspectiva que, según él, fue subestimada por muchos alemanes.

Rusia, que dice estar llevando a cabo una “operación militar especial” en Ucrania para desmilitarizar y “desnazificar” a su vecino, acusa a Estados Unidos y a Reino Unido de ayudar a Ucrania a preparar denuncias falsas sobre la supuesta persecución de civiles en el conflicto.

Alemania puso en marcha el mes pasado un plan de emergencia para gestionar el suministro de gas, lo que supone el primer paso de un plan en tres fases que podría desembocar en un racionamiento energético, con prioridad para los hogares y para las infraestructuras críticas como los hospitales.

Mueller dijo que los hogares no deberían dar por sentada la promesa de priorización, ya que tendrían que renunciar a algunos lujos, como las saunas, si se raciona el gas. También dijo que los grandes apartamentos con un solo inquilino no deberían confiar en la continuidad del suministro de gas en caso de emergencia.

Dijo que las empresas farmacéuticas y alimentarias tendrían prioridad en caso de racionamiento.

La UE aprobó la semana pasada nuevas sanciones contra Moscú, incluida la prohibición de importar carbón a partir de agosto, y Alemania ha intensificado sus esfuerzos para reducir el suministro de Rusia.

El petróleo ruso representa ahora el 25% de las importaciones alemanas, frente al 35% anterior a la invasión de Ucrania del 24 de febrero, y las importaciones de gas se han reducido del 55% al 40%. Las importaciones de hulla rusa se han reducido a la mitad, hasta el 25%.

El canciller Olaf Scholz dijo la semana pasada que Alemania podría poner fin a las importaciones de petróleo ruso este año. Sin embargo, Berlín también ha dicho que podría tardar hasta el verano de 2024 en acabar con su dependencia del gas ruso.