This content is not available in your region

El repunte de la producción de autos impulsa aumento de manufacturas de EEUU en marzo

El repunte de la producción de autos impulsa aumento de manufacturas de EEUU en marzo
El repunte de la producción de autos impulsa aumento de manufacturas de EEUU en marzo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

15 abr – El fuerte repunte de la producción automotriz en marzo impulsó el tercer aumento mensual consecutivo de la actividad fabril de Estados Unidos, lo que quizá indique que lo peor de los problemas de producción que han afectado al sector automotor durante el último año podría haber pasado.

La producción industrial aumentó un 0,9% el mes pasado, manteniendo el ritmo revisado al alza de febrero, informó el viernes la Reserva Federal. Economistas encuestados por Reuters habían previsto una aceleración de la producción industrial del 0,4%. La producción aumentó un 5,5% respecto al año anterior.

El sector manufacturero, que representa el 11,9% de la economía estadounidense, se ha beneficiado de un cambio en el gasto hacia los bienes desde los servicios durante la pandemia de COVID-19.

Los fabricantes, sin embargo, han tenido problemas para satisfacer una fuerte demanda, con un mercado laboral extraordinariamente ajustado y cuellos de botella de la oferta que han persistido debido a los confinamientos impuestos por el COVID-19 en China y por la guerra en Ucrania.

El sector automotor se ha visto especialmente afectado por los problemas de suministro, ya que la producción se ha visto obstaculizada durante más de un año por la escasez mundial de componentes electrónicos, especialmente los chips necesarios para los sistemas operativos de los vehículos, cada vez más complejos.

Sin embargo, la producción de vehículos de motor y piezas en Estados Unidos se disparó un 7,8% el mes pasado, el mayor aumento desde octubre, tras una caída revisada a la baja del 4,6% en febrero. El total de ensamblajes de automóviles y camiones ligeros subió a casi 9,5 millones de vehículos a una tasa anual desestacionalizada, la más alta desde enero de 2021, frente a los 8,3 millones del mes anterior.

La utilización general de la capacidad del sector industrial, una medida del grado de utilización de los recursos por parte de las empresas, subió al 78,3% el mes pasado, el más alto en más de tres años, desde el 77,7% del mes anterior. Está 1,2 puntos porcentuales por debajo de su media de 1972-2021.

La utilización de la capacidad del sector manufacturero aumentó al 78,7% en marzo, el nivel más alto desde 2007, desde el 78,1% de febrero

Los funcionarios de la Reserva Federal suelen fijarse en las medidas de uso de la capacidad para saber cuánta “holgura” queda en la economía, es decir, hasta dónde puede llegar el crecimiento antes de que se vuelva inflacionario.

Un informe separado de la Reserva Federal de Nueva York mostró el viernes que la actividad manufacturera en el estado de Nueva York se ha acelerado en abril, a pesar de que las presiones inflacionarias siguen aumentando.

Su índice manufacturero Empire State subió a un máximo de cuatro meses de 24,6 tras una lectura negativa de 11,8 en marzo. El índice de precios pagados de la encuesta se disparó a un máximo histórico de 86,4 desde los 73,8 del mes pasado.

Sin embargo, el optimismo sobre el panorama futuro disminuyó, ya que el índice de perspectivas a seis meses cayó a 15,2, su nivel más bajo en dos años, desde los 36,6 de marzo.