This content is not available in your region

El IPC de Japón se recupera, pero todavía lejos del objetivo del banco central

El IPC de Japón se recupera, pero todavía lejos del objetivo del banco central
El IPC de Japón se recupera, pero todavía lejos del objetivo del banco central   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

TOKIO, 15 abr – La inflación subyacente de los consumidores de Japón probablemente se aceleró en marzo con respecto al año anterior, pero siguió estando muy por debajo del objetivo de precios del Banco de Japón, según un sondeo de Reuters, lo que refuerza la opinión de que el banco central irá muy por detrás de otros bancos centrales a la hora de normalizar su política monetaria.

Se espera que otros datos muestren que la balanza comercial de Japón sigue en números rojos, lo que aviva la preocupación por el aumento de los costes de importación de combustible y materias primas, mientras que el debilitamiento del yen, que esta semana ha alcanzado su nivel más bajo en 20 años, por encima de 126 frente al dólar, añade presión.

Los datos de la inflación japonesa de marzo, que se conocerán la semana que viene, pondrán de manifiesto el reto al que se enfrenta el banco central de Japón. La debilidad del yen se ha convertido en un tema candente de la política japonesa, ya que los legisladores exigen medidas para amortiguar el golpe de la creciente inflación.

Los datos del índice de precios al consumo (IPC) subyacente a nivel nacional, que serán publicados por el Ministerio del Interior japonés a las 2330 GMT del 21 de abril, probablemente mostrarán un aumento del 0,8% en marzo con respecto a hace un año, más rápido que el aumento del 0,6% de febrero, según la encuesta realizada el viernes entre 18 economistas.

“El ritmo de subida del IPC subyacente probablemente volvió a los niveles prepandémicos”, dijo Takeshi Minami, economista jefe del Instituto de Investigación Norinchukin.

“El índice subyacente nacional probablemente repuntó en marzo, ya que la inflación de las importaciones se ha fortalecido debido a la debilidad del yen, el aumento del petróleo y los precios de las materias primas”.

Aun así, el aumento de la inflación general no significa que el Banco de Japón se vaya a apresurar a retirar sus estímulos monetarios en breve. Por el contrario, se espera que el banco central mantenga sus potentes estímulos durante algún tiempo, dada la opinión de que la actual inflación impulsada por los costes está lejos de ser sostenible, según los analistas.

El objetivo de inflación del banco es del 2%.

Los datos de la balanza comercial de Japón, que serán publicados por el Ministerio de Finanzas japonés a las 2350 GMT del 19 de abril, mostrarán probablemente que se mantuvo en un déficit de 100.800 millones de yenes en marzo, reduciéndose desde los 668.300 millones de yenes del mes anterior.

Las importaciones probablemente aumentaron un 28,9% en el año hasta marzo, superando el aumento del 17,5% de las exportaciones, según el sondeo.