This content is not available in your region

La guerra en Ucrania es la culpable del deterioro de la seguridad alimentaria mundial: Yellen

Yellen to convene high-level panel on food security crisis on Tuesday
Yellen to convene high-level panel on food security crisis on Tuesday   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Andrea Shalal

WASHINGTON, 19 abr – La guerra de Rusia en Ucrania ha empeorado la “ya de por sí grave” situación de inseguridad alimentaria a que enfrenta el mundo, y las crisis de precios y de suministro se han sumado a las presiones inflacionistas mundiales, dijo el martes la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen.

Incluso antes de la guerra, más de 800 millones de personas el 10% de la población mundial sufrían de inseguridad alimentaria crónica, dijo Yellen, citando las primeras estimaciones que muestran que el aumento de los precios de los alimentos por sí solo podría empujar al menos a 10 millones más de personas en todo el mundo a la pobreza.

Yellen dijo a un grupo de expertos que los países deben evitar las restricciones a la exportación que podrían aumentar aún más los precios, al tiempo que deben actuar para apoyar a las poblaciones vulnerables y a los pequeños agricultores.

“Quiero ser clara: las acciones de Rusia son responsables de esto”, dijo Yellen, añadiendo que Estados Unidos está trabajando con socios y aliados para “ayudar a mitigar los efectos de la imprudente guerra de Rusia sobre los más vulnerables del mundo”.

Rusia califica sus acciones de “operación militar especial”.

Yellen subrayó el compromiso de Washington de autorizar la ayuda humanitaria esencial y garantizar la disponibilidad de alimentos y productos agrícolas para beneficiar a la población de todo el mundo, mientras sigue imponiendo sanciones y otras medidas económicas contra Rusia.

Yellen agregó que es fundamental reforzar la capacidad de resistencia a largo plazo, y pidió a las instituciones financieras internacionales que ayuden a mitigar la escasez mundial de fertilizantes y a suavizar las interrupciones de la cadena de suministro de alimentos y productos esenciales.

La jefa de las finanzas estadounidenses dijo que se podrían aumentar las inversiones en capacidad agrícola y resiliencia para impulsar la producción nacional de alimentos.