This content is not available in your region

Deliveroo es declarada culpable de abusar de los derechos de los repartidores en Francia

Deliveroo fined by French court for abusing freelance status of its riders
Deliveroo fined by French court for abusing freelance status of its riders   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Mathieu Rosemain

PARÍS, 19 abr – Dos antiguos jefes de Deliveroo fueron condenados el martes a un año de prisión en suspenso y a una multa de 30.000 euros (32.380 dólares) por un tribunal francés por abusar de la condición de autónomos de los repartidores que trabajan para la plataforma británica de reparto de comida a domicilio.

La empresa también fue multada con la pena máxima de 375.000 euros y tendrá que publicar la decisión judicial en la página web francesa de Deliveroo durante un mes.

La sentencia puede repercutir fuera de Francia, ya que la economía colaborativa, construida en gran parte sobre aplicaciones digitales y trabajadores autónomos, se enfrenta a una serie de desafíos judiciales que pueden redefinir las condiciones de trabajo.

Las acciones de Deliveroo, que han perdido más del 70% de su valor desde que cotizaron a 390 peniques en marzo de 2021, cotizaban el martes con una caída del 6,5%, a 106,5 peniques.

Deliveroo dijo en un comunicado que “rechaza categóricamente” la sentencia del tribunal francés y que estaba estudiando si apelar. Además, añadió que mantendrá sus operaciones en el mercado francés.

El comunicado dice que la decisión del tribunal se refería a una primera versión de su modelo operativo y que no tiene consecuencias para su funcionamiento actual.

“Nuestro modelo ha evolucionado desde entonces para estar más en línea con las expectativas de nuestros socios repartidores, que quieren seguir siendo independientes. (…) Deliveroo seguirá operando con un modelo que ofrece a estos proveedores independientes un negocio flexible y bien remunerado”, dijo la compañía.

Los antiguos repartidores han demandado a Deliveroo por un supuesto abuso de su condición de autónomos y afirman que la empresa debería haberlos contratado como empleados.

Según la legislación francesa, el estatus de empleado otorga derechos, entre los que se incluyen las prestaciones por desempleo, la seguridad social y las cotizaciones a la jubilación.

(1 dólar estadounidense = 0,9268 euros)