This content is not available in your region

El aumento de los costes complica el despliegue de nuevas turbinas de Siemens Gamesa

El aumento de los costes complica el despliegue de nuevas turbinas de Siemens Gamesa
El aumento de los costes complica el despliegue de nuevas turbinas de Siemens Gamesa   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Isla Binnie y Christoph Steitz

MADRID/FRÁNCFORT, 20 abr -Siemens Gamesa está tratando de aumentar los precios de sus aerogeneradores para hacer frente a los elevados costes de las materias primas y resolver una serie de complejos procedimientos internos, que han retrasado sus nuevos productos y han contribuido a provocar una enorme pérdida trimestral, declaró el miércoles su consejero delegado Jochen Eickholt.

Sus comentarios se conocieron después de que el mayor fabricante mundial de turbinas eólicas marinas señalara problemas más graves de lo previsto para lanzar una nueva generación de turbinas terrestres, así como un aumento de los costes, lo que  llevó al grupo a retirar sus perspectivas para 2022 y a ponerlas en revisión.

Las acciones de la empresa cayeron hasta un 5,4% al conocerse la noticia, mientras que las de la matriz Siemens Energy, que posee el 67% de Siemens Gamesa, bajaba hasta un 6,9%, tras anunciar que también tendrá que revisar su previsión anual de ventas y beneficios.

Los fabricantes de aerogeneradores están luchando por proteger sus márgenes a medida que los precios de los componentes vitales se disparan, a pesar de que existe una fuerte demanda mundial de capacidad de energía renovable para frenar las emisiones de carbono que calientan el planeta.

“Para determinados materiales, como el acero, el cobre y otros, el pico de precios que alcanzamos sigue existiendo”, dijo Eickholt, antiguo miembro del consejo de administración de Siemens Energy, que en marzo tomó el timón del fabricante de aerogeneradores cotizado en España para controlar los problemas.

En una llamada con analistas tras anticipar unas pérdidas operativas de 304 millones de euros (329 millones de dólares) en el segundo trimestre, Eickholt dijo que “hubo bastantes complejidades subestimadas” que retrasaron el lanzamiento de la nueva turbina eólica terrestre 5X de la empresa.

“La estabilidad necesaria en el diseño, la madurez necesaria en el diseño, eso es lo que estamos retrasando, junto con el aumento de la capacidad de fabricación”, dijo.

Los problemas con los procesos internos han provocado frustración en Siemens Energy durante bastante tiempo, lo que ha aumentado la presión sobre la dirección para que intervenga y arregle la situación de Gamesa, posiblemente adquiriendo la participación restante o sustituyendo a los principales dirigentes.

“Dos tercios de las dificultades son causas de raíz interna”, dijo Eickholt, sin dar detalles, añadiendo que la solución de éstas no podrá lograrse rápidamente.

Eickholt dijo que la empresa está tratando de negociar aumentos de precios “en el rango de un porcentaje de un dígito alto y tal vez incluso por encima”.

La empresa encontró algo de apoyo para sus maltrechas finanzas en un acuerdo para vender su división de desarrollo de parques eólicos a la empresa británica de servicios públicos SSE, obteniendo una plusvalía prevista de 550 millones de euros.

(1 dólar = 0,9251 euros)