This content is not available in your region

Nuevas sanciones de EEUU apuntan a un banco ruso, a oligarcas y a la criptominera BitRiver

U.S. imposes new Russia-related sanctions
U.S. imposes new Russia-related sanctions   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Daphne Psaledakis y David Brunnstrom

WASHINGTON, 20 abr – Estados Unidos impuso el miércoles sanciones a decenas de personas y organizaciones, entre ellas un banco comercial ruso y una empresa de minería de monedas virtuales, con la esperanza de evitar que Moscú eluda las sanciones existentes por la invasión rusa de Ucrania.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo en un comunicado que impuso sanciones al banco ruso Transkapitalbank, cuyos representantes, señaló, prestan servicios a varios bancos en Asia que han sugerido opciones para evadir las sanciones internacionales.

Washington también apuntó a una red global de más de 40 personas y entidades dirigidas por el oligarca ruso Konstantin Malofeyev, incluyendo organizaciones “cuya misión principal es facilitar la evasión de sanciones a entidades rusas”.

El Departamento del Tesoro también impuso sanciones a las empresas que operan en la industria rusa de la minería de monedas virtuales, al parecer la tercera mayor del mundo.

Apuntó a la sociedad holding del minero de bitcoines BitRiver y a 10 de sus filiales en Rusia, advirtiendo de que Estados Unidos estaba comprometido a garantizar que ningún activo se convierta en un mecanismo para que el presidente ruso Vladimir Putin compense el impacto de las sanciones.

“El Tesoro puede perseguir y perseguirá a aquellos que evadan, intenten evadir o ayuden a evadir las sanciones de Estados Unidos contra Rusia, ya que están ayudando a apoyar la brutal guerra de Putin”, dijo en el comunicado el subsecretario del Departamento del Tesoro para terrorismo e inteligencia financiera, Brian Nelson.

La embajada rusa en Washington no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Estados Unidos ha impuesto varias rondas de sanciones a Moscú desde la invasión de Ucrania el 24 de febrero, incluyendo las dirigidas a los mayores prestamistas del país y al propio Putin.