This content is not available in your region

"España no es una isla energética": Iberdrola carga contra la intervención estatal

Iberdrola confirma previsiones de crecimiento para 2022 pese a la caída del primer trimestre en España
Iberdrola confirma previsiones de crecimiento para 2022 pese a la caída del primer trimestre en España   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Isla Binnie

MADRID, 27 abr -El grupo mundial de energía eólica Iberdrola criticó el miércoles las medidas nacionales adoptadas por su país de origen, España, y el vecino Portugal, para frenar los precios de la electricidad, y afirmó que la solución a la crisis energética europea pasa por una acción coordinada.

Los precios europeos de la energía han subido a máximos históricos a medida que la guerra en Ucrania y los temores de interrupciones de suministro tensaban aún más unos mercados ya sumidos en el caos por los efectos persistentes del COVID-19.

Los Gobiernos se han apresurado a buscar formas de proteger los bolsillos de los votantes de las subidas de precios, lo que ha llevado a Iberdrola a pronunciarse en contra de la intervención estatal en sus mercados clave, incluido Reino Unido, que ha limitado los precios durante años.

Esta semana, España y Portugal, que llevan mucho tiempo argumentando que están aislados del resto del sistema eléctrico europeo, cerraron un principio de acuerdo con Bruselas para permitirles limitar el coste del gas para la energía generada en el país.

España y Portugal dijeron que esto ayudaría a proteger a los consumidores. Galán protestó enérgicamente.

“Cada vez que Europa ha permanecido unida las cosas han ido bien”, dijo a los analistas en una conferencia telefónica. “En lugar de intentar crear regímenes de excepción como el que propone el mercado ibérico, debemos buscar soluciones comunes”.

Dijo que el hecho de que pudiera apreciarse una convergencia de los precios de la energía en España y Francia era un factor que demostraba que estaban integrados. “España no es una isla energética”.

Galán dijo que Iberdrola, que recientemente se convirtió en la mayor empresa de suministro eléctrico de Europa por valor de mercado, superando a su par italiana Enel, no esperaba que esta medida afectara a su negocio.

Las acciones de las empresas eléctricas españolas se vieron afectadas el año pasado por los planes del Gobierno para limitar sus beneficios.

Iberdrola genera energía en parques eólicos y solares, reactores nucleares y plantas de gas en Europa y América Latina. También posee y opera redes de distribución y espera suministrar energía a 60 millones de clientes en todo el mundo para 2025.

Su beneficio neto en España, que representa menos de un tercio de los ingresos, cayó un 29% en el primer trimestre debido a la baja generación eólica e hidroeléctrica y a una interrupción en una central nuclear, dijo el director financiero José Sainz. Esto significó que la empresa tuvo que comprar energía en el frenético mercado abierto.

No obstante, confirmó que sigue esperando que el beneficio neto de todo el año alcance entre 4.000 y 4.200 millones de euros (entre 4.250 y 4.460 millones de dólares), y que mantiene su estrategia de energías renovables a largo plazo.

“La actual crisis en el mercado energético demuestra la necesidad de acelerar la transición energética para alcanzar la autonomía energética en Europa y descarbonizar nuestra economía”, dijo en un comunicado.