This content is not available in your region

AstraZeneca supera las estimaciones del primer trimestre y mantiene las previsiones para 2022

AstraZeneca supera las estimaciones del primer trimestre y mantiene las previsiones para 2022
AstraZeneca supera las estimaciones del primer trimestre y mantiene las previsiones para 2022   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

29 abr – AstraZeneca superó el viernes las expectativas de ventas y beneficios del primer trimestre y mantuvo sus previsiones para 2022, ya que las nuevas terapias para la enfermedad renal y las afecciones raras compensan el descenso previsto en las ventas de la vacuna contra el COVID-19.

la empesa espera que las ventas de su tratamiento contra el COVID-19 basado en anticuerpos, Evusheld, crezcan este año, pero eso se verá eclipsado por el descenso de las ventas de su vacuna desarrollada con la Universidad de Oxford en medio de la creciente competencia, la preocupación por su vida útil y las dudas sobre la vacuna.

La vacuna registró unas ventas de 1.150 millones de dólares en el trimestre, la mayoría de las cuales procedieron de contratos iniciales, mientras que el tratamiento con anticuerpos aportó 469 millones de dólares.

La inyección de dos dosis fue el segundo producto más vendido de AstraZeneca en 2021, con unas ventas de 3.900 millones de dólares.

Los ingresos totales de AstraZeneca se dispararon un 60%, a 11.390 millones de dólares, en los tres meses finalizados el 31 de marzo en moneda constante.

El beneficio bruto de explotación de 1,89 dólares por acción se vio favorecido por las fuertes ventas de productos como Farxiga, para la diabetes y el riñón, y la vacuna.

La media de los analistas esperaba un beneficio de 1,70 dólares por acción con unos ingresos de 10.850 millones de dólares, según datos de IBES de Refinitiv.

Sin embargo, las ventas de sus tres principales medicamentos oncológicos —Tagrisso, Imfinzi y Lynparza— no alcanzaron las expectativas del consenso.

Aunque los niveles de COVID-19 están empezando a disminuir, el acceso al diagnóstico y tratamiento del cáncer aún no ha recuperado los niveles previos a la pandemia.