This content is not available in your region

La economía china frena bruscamente en abril por el confinamiento

La economía china frena bruscamente en abril por el confinamiento
La economía china frena bruscamente en abril por el confinamiento   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

PEKÍN – La actividad económica de China se ralentizó bruscamente en abril, ya que la ampliación de los confinamientos COVID-19 se cobró un alto precio en el consumo, la producción industrial y el empleo, lo que hace temer que la economía se contraiga en el segundo trimestre.

En marzo y abril se impusieron confinamientos totales o parciales en docenas de ciudades, incluido un confinamiento prolongado en el centro comercial de Shanghái, que mantuvo a los trabajadores y a los consumidores confinados en sus hogares y perturbó gravemente las cadenas de suministro.

Las ventas al por menor en abril se contrajeron un 11,1% respecto al año anterior, lo que supone la mayor contracción desde marzo de 2020, según mostraron el lunes los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), y es peor de lo previsto.

En algunas provincias se suspendieron los servicios de comedor, lo que provocó una caída del 22,7% en los ingresos de la restauración en abril. Las ventas de automóviles en China se desplomaron un 47,6% con respecto al año anterior, ya que los fabricantes recortaron la producción en un contexto de salas de exposición vacías y escasez de piezas.

Como las medidas antivirus obstaculizaron las cadenas de suministro y paralizaron la distribución, la producción industrial cayó un 2,9% respecto al año anterior, por debajo de las expectativas de crecimiento del 0,4%. La lectura fue el mayor descenso desde febrero de 2020.

En consonancia con el descenso de la producción industrial, China procesó en abril un 11% menos de crudo que un año antes, con un rendimiento diario que cayó al mínimo desde marzo. La generación de energía del país en abril también cayó un 4,3% respecto al año anterior, la más baja desde mayo de 2020.

El largo confinamiento de Shanghái y la prolongación de las pruebas en Pekín se suman a las preocupaciones sobre el crecimiento económico durante el resto del año, dijo Nie Wen, economista de Hwabao Trust con sede en Shanghái.

“Todavía es posible lograr un crecimiento del PIB de alrededor del 5% este año si los frenos del COVID solo van a afectar a la economía en abril y mayo. Pero el virus es tan infeccioso que me sigue preocupando el crecimiento en el futuro”.