This content is not available in your region

La economía española podría crecer en torno al 4% en 2022, según el banco central

El Banco de España podría rebajar las perspectivas de crecimiento para 2022, según su gobernador
El Banco de España podría rebajar las perspectivas de crecimiento para 2022, según su gobernador   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

MADRID – La economía española podría crecer en torno al 4% en 2022, medio punto porcentual por debajo de lo previsto en abril, ya que el aumento de la inflación está perjudicando la confianza de los consumidores y el comercio internacional se está desacelerando, dijo el miércoles el Banco de España.

La menor tasa de crecimiento prevista estaría en línea con la revisión a la baja realizada esta semana por la Comisión Europea. Ésta había previsto con anterioridad un aumento del PIB del 5,6% para España.

En abril, el banco central español ya había rebajado sus perspectivas de crecimiento económico para este año y el próximo debido al impacto de la inflación avivada por la invasión rusa de Ucrania y preveía que la inflación se dispararía hasta el 7,5% en 2022. Los precios subieron un 8,3% interanual en abril.

“La información conocida después de la publicación de estas proyecciones, que incluye un crecimiento del PIB en el primer trimestre menor de lo previsto, apuntaría, en ausencia de perturbaciones adicionales, a una nueva revisión a la baja en la tasa de crecimiento del PIB esperada para el conjunto de este año”, dijo el miércoles el gobernador, Pablo Hernández de Cos.

En su informe anual, el Banco de España añadió que “en ausencia de cualquier consideración adicional, el dato llevaría a una rebaja mecánica de aproximadamente medio punto porcentual en la tasa media de crecimiento del PIB de 2022″.

El crecimiento de España se ralentizó de forma brusca en el primer trimestre hasta un 0,3% intertrimestral, una cifra inferior a lo previsto, lo que llevó al Gobierno a recortar sus perspectivas de crecimiento para este año desde el 7% hasta el 4,3%.

Aun así, De Cos dijo que la posible nueva revisión de las proyecciones, sujeta a una “incertidumbre extraordinariamente alta”, seguiría siendo coherente con la senda de recuperación económica gradual.

España no alcanzaría los niveles de PIB previos a la pandemia hasta finales de 2023, con unas tasas de inflación que se mantendrían elevadas en los próximos meses, antes de moderarse a partir de entonces, dijo De Cos.

“En los próximos meses el mecanismo ibérico para limitar el precio del gas y rebajar el de la electricidad —que ha sido recientemente aprobado en España y en Portugal, de acuerdo con la Comisión Europea— previsiblemente presionará a la baja los precios de la energía en nuestro país”, señaló.