This content is not available in your region

La UE debe hacer más para proteger sus fondos contra el fraude -auditores

EU must do more to guard its funds against fraudsters, auditors say
EU must do more to guard its funds against fraudsters, auditors say   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

BRUSELAS – La Comisión Europea y los Gobiernos de la UE no están haciendo lo suficiente para evitar un mal uso del dinero del bloque, dijeron los auditores el lunes, advirtiendo que los empresarios fraudulentos o corruptos pueden recibir fondos porque muy pocos de ellos están en la lista negra.

Los sistemas actuales de listas negras de la UE —creados en 2016 para impedir que personas y organismos potencialmente arriesgados reciban dinero de la UE— eran mucho menos rigurosos que los utilizados por Estados Unidos y el Banco Mundial, según el informe.

Casi todas las 448 entidades excluidas por la UE en 2020 fueron excluidas por quiebra, lo que les habría impedido obtener dinero de la UE de todos modos, dijeron los auditores. Solo dos fueron incluidas en la lista negra por corrupción o fraude.

Los Estados miembros de la UE, que en la práctica reparten la mayor parte de la financiación del bloque, no están actualmente obligados a establecer sistemas de listas negras, añaden los auditores de la UE en su informe.

“Las listas negras no se utilizan eficazmente para evitar que los fondos de la UE se paguen a personas, empresas u organizaciones públicas implicadas en actos ilegales como el fraude y la corrupción”, afirman.

El informe se centra en los fondos desembolsados en 2020, cuando la UE pagó unos 150.000 millones de euros (160.000 millones de dólares) de su presupuesto a agricultores, investigadores, empresas y otros beneficiarios, en línea con los años anteriores.

Ninguno de los cuatro países evaluados para el informe —Estonia, Italia, Polonia y Portugal— contaba con un sistema de listas negras, según el informe.

La Comisión no suele tener fácil acceso a los datos nacionales sobre los defraudadores, y a menudo se basa en la palabra de los solicitantes para ofrecer subvenciones, añadió el informe.

En 2020, la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) recomendó la recuperación de unos 300 millones de euros de fondos de la UE mal gastados.

(1 dólar = 0,9371 euros)