This content is not available in your region

Fed podría interrumpir el endurecimiento de su política monetaria en septiembre: BofA

Fed podría interrumpir el endurecimiento de su política monetaria en septiembre: BofA
Fed podría interrumpir el endurecimiento de su política monetaria en septiembre: BofA   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

NUEVAYORK – La Reserva Federal podría pausar el endurecimiento de su política monetaria en septiembre si se produce un deterioro económico y la inflación disminuye, dijeron los estrategas de BofA, un día después de que el banco central estadounidense publicara las actas de su reunión de política monetaria de mayo.

Todos los responsables de la política monetaria de la Fed acordaron subir las tasas de interés en medio punto porcentual en la reunión del 3 y 4 de mayo para contrarrestar la inflación galopante, y la mayoría dijo que podrían ser adecuadas nuevas alzas de esa magnitud en junio y julio.

Sin embargo, las minutas también mostraron que la Fed está tratando de encontrar la mejor manera de reducir la inflación sin provocar una recesión o elevar sustancialmente la tasa de desempleo, una tarea que, según varios participantes, resultará difícil.

El banco central probablemente haría una pausa en su endurecimiento en septiembre, dejando su tasa de interés de referencia a un día en un rango de 1,75% a 2% si las condiciones financieras empeoran, dijeron los especialistas de BofA en una nota.

“Recientemente hemos visto un cambio tenue pero notable en las comunicaciones de la Fed, en las que algunos representantes sugieren la opción de reducir o hacer una pausa más adelante en términos interanuales al llegar al 2%, dado el desafiante telón de fondo macro, el endurecimiento de las condiciones financieras y la potencial moderación de la inflación”, señalaron.

La inflación, según la medida preferida por la Fed, es actualmente más de tres veces superior al objetivo del 2% del banco central.

El jueves, los operadores de futuros de los fondos de la Reserva Federal preveían una subida de las tasas de 50 puntos básicos en cada una de las reuniones de junio y julio del banco central y un alza de 25 puntos básicos en septiembre.

Aunque señaló que no era su escenario base, BofA dijo que el banco central puede ver un tasa de fondos federales en el 1,75%-2% como una “normalización de la política monetaria que ofrece una oportunidad para hacer una pausa y evaluar el impacto en el empleo y la inflación”.

Una pausa en el endurecimiento podría llevar a una bajada de las tasas en toda la curva de rendimiento del Tesoro estadounidense, dijeron los especialistas.

El rendimiento de la deuda estadounidense de referencia a 10 años alcanzó el jueves su nivel más bajo desde abril. Ha caído desde el 3,2% del 9 de mayo, en un momento en que el mercado de bonos ve que la economía se está desacelerando y espera que la inflación pierda impulso.

Otros analistas, sin embargo, no ven que la Fed haya cambiado a una postura más partidaria de la relajación monetaria.

Los estrategas de TD Securities dijeron que esperan que el banco central suba las tasas por encima de la tasa neutral, el nivel que no estimula ni constriñe el crecimiento económico, pero a un ritmo más gradual tras las reuniones de política monetaria de junio y julio.

Los responsables de la política monetaria de la Fed estiman que el tasa neutral se sitúa aproximadamente entre el 2% y el 3%.