This content is not available in your region

La UE no cumplió el objetivo de gasto en materia de clima, pese a afirmar que lo había alcanzado

La UE no cumplió el objetivo de gasto en materia de clima, pese a afirmar que lo había alcanzado
La UE no cumplió el objetivo de gasto en materia de clima, pese a afirmar que lo había alcanzado   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Kate Abnett

BRUSELAS – La Unión Europea no cumplió su objetivo de gastar el 20% de su presupuesto anterior a 2020 en la lucha contra el cambio climático y exageró su gasto ecológico para afirmar que se había cumplido el objetivo, dijo el lunes el Tribunal de Cuentas Europeo.

La UE se había comprometido a gastar al menos el 20% de su presupuesto para 2014-2020 en medidas para limitar el cambio climático, y según sus propias cuentas alcanzó exactamente ese objetivo, gastando 216.000 millones de euros en ese periodo.

Sin embargo, los auditores afirmaron que la UE había exagerado su gasto en materia de clima en al menos 72.000 millones de euros y que la cifra real se acercaba probablemente a los 144.000 millones de euros, es decir, el 13% del presupuesto total.

“No todos los gastos relacionados con el clima que se declaran en el presupuesto de la UE son realmente relevantes para la acción climática”, dijo Joëlle Elvinger, miembro del TCE.

Las subvenciones a la agricultura representaban el 80% del gasto “climático” que, según los auditores, estaba mal etiquetado. Mientras que algunos regímenes han contribuido de forma sólida a la lucha contra el cambio climático, por ejemplo, enriqueciendo el almacenamiento de carbono en el suelo, otros han tenido escasa repercusión en el clima, como la diversificación de cultivos, según los auditores.

En su respuesta oficial, la Comisión mantuvo su valoración de que el objetivo del 20% se había cumplido, pero aceptó algunas de las recomendaciones de los auditores, incluida la de utilizar pruebas científicas para evaluar la contribución del gasto agrícola al clima.

“La Comisión no comparte la opinión del TCE de que los informes sobre el clima no son fiables”, dijo.

La UE asigna una puntuación al gasto en función de su contribución prevista a la lucha contra el cambio climático. Los auditores afirmaron que este sistema está “plagado de debilidades”, implica importantes aproximaciones y no es fiable, ya que no evalúa el impacto real de los proyectos una vez gastado el dinero.

Los auditores advirtieron de que la UE no había solucionado las lagunas de su sistema de seguimiento del gasto climático, lo que podría socavar su nuevo objetivo de destinar a la acción climática el 30% del presupuesto de la UE para 2021-2027 y el 37% del fondo de recuperación COVID-19 del bloque.