This content is not available in your region

El Banco de Japón destaca que la inflación es un riesgo para la economía japonesa

El Banco de Japón destaca que la inflación es un riesgo para la economía japonesa
El Banco de Japón destaca que la inflación es un riesgo para la economía japonesa   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Leika Kihara

TOKIO, 3 jun – El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, afirmó el viernes que el aumento de los precios de los productos de primera necesidad podría perjudicar las expectativas de los hogares, sugiriendo que la creciente presión inflacionista se está convirtiendo en un riesgo para la frágil economía del país.

La inflación subyacente del consumo en Japón aumentó un 2,1% interanual en abril, superando el objetivo del 2% del banco central por primera vez en siete años, debido en gran medida al aumento de los costes de los combustibles y las materias primas.

Kuroda dijo que no es deseable que los precios suban demasiado cuando el crecimiento de los ingresos de los hogares sigue siendo débil.

“Los precios están subiendo especialmente en el caso de los bienes que los hogares compran con frecuencia, como la gasolina y los alimentos”, dijo Kuroda en el Parlamento. “Este tipo de subidas de precios podría dañar las expectativas de los consumidores, por lo que debemos observar la evolución con atención”.

Kuroda ha afirmado en repetidas ocasiones que el Banco de Japón no va a dar marcha atrás en su enorme estímulo monetario, ya que el reciente aumento de la inflación ha sido impulsado principalmente por los costes de las materias primas y probablemente sea temporal.

“Lo que el Banco de Japón espera conseguir es un ciclo positivo en el que los precios suban gradualmente junto con un fuerte crecimiento económico y subidas salariales”, dijo Kuroda.

“Es importante crear un entorno económico en el que los salarios puedan subir más”, añadió al insistir en la necesidad de mantener la política monetaria ultralaxa.

En la misma sesión del Parlamento, el primer ministro, Fumio Kishida, dijo que los subsidios del Gobierno, como los destinados a limitar los precios de la gasolina, estaban manteniendo la inflación de Japón mucho más baja que la de las economías occidentales.

“Aunque las medidas para moderar el dolor de las subidas de precios son cruciales, también es importante garantizar el aumento de los ingresos de los hogares”, dijo Kishida.

Kishida dijo que no había necesidad de cambiar una declaración conjunta acordada entre el Gobierno y el BOJ en enero de 2013, en la que el banco central se compromete a lograr una inflación del 2% con una política monetaria flexible.

Algunos legisladores de la oposición han culpado a la política monetaria de tipos de interés ultrabajos del Banco de Japón de aumentar el coste de la vida de los hogares y han pedido que se revise la declaración conjunta para dar al banco central un margen de maniobra para reducir los estímulos.