This content is not available in your region

Citi eleva previsiones del precio del petróleo por el "gran retraso" del acuerdo con Irán

Oil prices inch lower on concerns over recession, China COVID curbs
Oil prices inch lower on concerns over recession, China COVID curbs   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

6 jun – Citi Research elevó el lunes sus previsiones trimestrales sobre el precio del petróleo para este año y sus perspectivas anuales para 2023, porque el suministro adicional de Irán parece muy retrasado, lo que se suma a las tensiones del mercado.

El retraso en el alivio de las sanciones a Irán es el principal factor que está presionando el equilibrio entre oferta y demanda, dijo Citi.

El banco considera ahora que la reducción de las sanciones a Irán comenzará en el primer trimestre del próximo año, añadiendo primero 0,5 millones de barriles por día (bpd), y luego 1,3 millones de bpd durante la segunda mitad. Anteriormente esperaba que la reducción de las sanciones a Irán añadiera oferta a mediados de 2022.

El año pasado, Irán y Estados Unidos entablaron conversaciones indirectas en Viena para reactivar el acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y las potencias mundiales.

Basándose en unos balances de mercado más tensos, Citi elevó su previsión de precios del Brent para el segundo trimestre de 2022 en 14 dólares, hasta 113 dólares por barril, y los del tercer y cuarto trimestre en 12 dólares, hasta 99 y 85 dólares, respectivamente. El banco estima que el Brent alcanzará una media de 75 dólares por barril en 2023, revisada al alza en 16 dólares.

Los futuros del crudo Brent de referencia subían a unos 120 dólares el barril, mientras que los futuros del crudo West Texas Intermediate de Estados Unidos subían a 119 dólares el barril, tras alcanzar el lunes un máximo de tres meses. [O/R]

“Seguimos viendo una tendencia a la baja en los precios, tras un periodo de fuerte crecimiento a corto plazo, debido a la progresiva relajación de los equilibrios entre la oferta y la demanda”, dijo Citi.

Aunque la producción y las exportaciones rusas de petróleo siguen viéndose mermadas, Citi afirmó que las expectativas de una caída de la producción rusa de entre 2 y 3 millones de bpd eran exageradas.

La reconfiguración de los flujos hacia Asia podría significar que la producción y las exportaciones rusas no caerían tanto en última instancia, sino más bien en el rango de 1 millón a 1,5 millones de bpd, dijo el banco.

“De los 1,9 millones de bpd de exportaciones marítimas europeas de crudo, unos 900.000 bpd podrían desviarse a otros mercados como China/India o quedarse en algunos mercados europeos con acceso limitado al petróleo no ruso”.

Citi prevé un crecimiento más débil de la demanda de petróleo de 2,3 millones de bpd en 2022 debido a los vientos en contra de la economía, el confinamiento de China y los altos precios.