This content is not available in your region

La inflación subyacente española registra en mayo su mayor nivel desde 1995 -INE

La inflación subyacente española registra en mayo su mayor nivel desde 1995 -INE
La inflación subyacente española registra en mayo su mayor nivel desde 1995 -INE   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

10 jun – Los precios de consumo de España subieron un 8,7% interanual en mayo, frente al 8,3% de abril, y la inflación subyacente alcanzó su nivel más alto desde 1995, según mostraron el viernes datos oficiales.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística español confirmaron un informe preliminar de finales del mes pasado.

Los precios de los carburantes aumentaron un 15% en tasa interanual, y los de los alimentos y bebidas no alcohólicas, como la fruta, el pan y la carne, alcanzaron su nivel más alto en España en 28 años, con un aumento anual del 11%.

La inflación subyacente, que excluye los precios volátiles de los alimentos y la energía, se situó en su nivel más alto desde 1995, con un 4,9% interanual, frente al 4,4% de abril, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

La disminución de los precios de la energía había reducido la tasa de inflación española hasta el 8,3% en abril, después de que en marzo alcanzara un máximo de 40 años, el 9,8%, pero los precios volvieron a subir en mayo.

Las consecuencias económicas de la invasión rusa de Ucrania han disparado las tasas de inflación en todo el mundo desde el 24 de febrero, aunque el Gobierno español espera una desaceleración en los próximos meses.

El jueves, el Banco Central Europeo puso fin a su prolongado programa de estímulo y dijo que subirá los tipos de interés el mes que viene por primera vez desde 2011, seguido de un movimiento potencialmente mayor en septiembre.

“La prevision es retornar a niveles mas normales el año que viene y en la segunda parte del año que haya esta rápida desaceleración de los precios”, dijo la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, al canal regional TVG.

Los precios de España armonizados con la Unión Europea subieron un 8,5% respecto al año anterior, frente al 8,3% de abril, y en línea con la previsión de Reuters del 8,5%.