This content is not available in your region

La OPEP prevé que el aumento de la demanda de petróleo se ralentice en 2023, según fuentes

La OPEP prevé que el aumento de la demanda de petróleo se ralentice en 2023, según fuentes
La OPEP prevé que el aumento de la demanda de petróleo se ralentice en 2023, según fuentes   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Alex Lawler y Dmitry Zhdannikov

LONDRES, 14 jun – El crecimiento de la demanda mundial de petróleo se ralentizará en 2023, según delegados de la OPEP y fuentes del sector, ya que el aumento de los precios del crudo y de los combustibles está contribuyendo a la subida de la inflación y actúa como lastre para la economía mundial.

El consumo de combustible se ha recuperado de la caída inducida por la pandemia de 2020 y se prevé que supere los niveles de 2019 este año, pese a que los precios han alcanzado máximos históricos. Sin embargo, los altos precios han mermado las previsiones de crecimiento para 2022 y han alimentado las expectativas de un crecimiento más lento en 2023.

Se espera que la Organización de Países Exportadores de Petróleo publique su primera previsión de demanda para 2023 en julio. Sus previsiones, junto con las de la Agencia Internacional de la Energía, con sede en París, se seguirán de cerca para saber cómo podría evolucionar la política de suministro de la OPEP.

Un delegado de la OPEP y otra fuente familiarizada con el pensamiento de la OPEP dijeron que esperaban un crecimiento de la demanda mundial de 2 millones de barriles por día (bpd) o menos en 2023, un aumento de sólo el 2%, en comparación con el crecimiento de 3,36 millones de bpd esperado en 2022.

“Incluso si es sólo 1 millón de bpd, sigue siendo crecimiento y no un pico”, dijo el delegado sobre las perspectivas para el próximo año.

Se espera que la OPEP publique su primera previsión de demanda para 2023 en su informe mensual del 12 de julio, dijo una fuente de la OPEP

La AIE, que asesora a los Gobiernos occidentales en materia de política energética, dará a conocer su primera previsión de demanda para 2023 en un informe mensual el miércoles, dijo un portavoz de la AIE.

La OPEP está atenta a los indicios de que los altos precios de los combustibles provoquen una erosión de la demanda de petróleo.

Otros dos delegados de la OPEP afirmaron que es probable que la erosión de la demanda haga mella en el uso del petróleo en los próximos meses, aunque uno de ellos dijo que había pocos indicios de ello todavía en Estados Unidos, citando datos recientes de la demanda de gasolina.

Una alta fuente de la industria en una empresa comercial, no afiliada a la AIE o a la OPEP, también dijo que preveía un menor crecimiento de la demanda en 2023, diciendo que sus estimaciones iniciales apuntaban a un crecimiento de la demanda de 2 millones de bpd o menos, por debajo del crecimiento de 2,6 millones de bpd en 2022.

“El crudo a 120 dólares el barril está provocando la destrucción de la demanda”, dijo. “Ya está ocurriendo”.

Los pronosticadores de la demanda de petróleo a menudo tienen que hacer revisiones considerables dados los cambios en las perspectivas económicas y las incertidumbres geopolíticas, que este año incluyeron la invasión de Rusia en Ucrania y los recientes cierres por coronavirus en China.

La OPEP pronosticó originalmente un crecimiento de la demanda en 2022 de 3,28 millones de bpd, en su primera previsión publicada en julio de 2021, y posteriormente la elevó a más de 4 millones de bpd antes de recortarla a 3,36 millones de bpd.