This content is not available in your region

Las solicitudes semanales de subsidios por desempleo en EEUU caen menos de lo esperado

Las solicitudes semanales de subsidios por desempleo en EEUU caen menos de lo esperado
Las solicitudes semanales de subsidios por desempleo en EEUU caen menos de lo esperado   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

WASHINGTON, 16 jun – El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidio por desempleo cayó menos de lo esperado la semana pasada, lo que apunta a un cierto enfriamiento del mercado laboral, aunque las condiciones siguen estando ajustadas.

Las solicitudes iniciales de subsidios estatales por desempleo disminuyeron en 3.000, a una cifra desestacionalizada de 229.000, en la semana terminada el 11 de junio, informó el jueves el Departamento del Trabajo. Economistas encuestados por Reuters habían previsto 215.000 solicitudes para la última semana.

El descenso revirtió en parte el aumento de la semana anterior, que había elevado las solicitudes hasta un máximo de cinco meses, y se achacó a las fluctuaciones estacionales en torno a fiestas que cambian de fecha cada año, como el Día de los Caídos.

A pesar de los informes de recortes de empleo, sobre todo en los sectores de la tecnología y la vivienda, en medio del enfriamiento de la demanda y la preocupación por una recesión el año que viene, las solicitudes se han mantenido en un rango estrecho desde que se desplomaron a un mínimo de 53 años de 166.000 en marzo.

La Reserva Federal subió el miércoles su tasa de interés oficial en tres cuartos de punto porcentual, la mayor subida desde 1994. El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo a periodistas que “el mercado laboral se ha mantenido extremadamente ajustado” y que “la demanda de trabajo es muy fuerte”.

La Fed ha aumentado la tasa de interés a un día en 150 puntos básicos desde marzo. A finales de abril había 11,4 millones de puestos de trabajo vacantes.

El informe sobre las solicitudes de subsidio mostró que el número de personas que reciben prestaciones tras la semana inicial de ayuda aumentó en 3.000, hasta 1,312 millones, durante la semana que terminó el 4 de junio.