This content is not available in your region

El BCE absorberá efectivo para compensar la contención de rendimientos -fuentes

ECB to drain cash in offset to new yield-capping scheme -sources
ECB to drain cash in offset to new yield-capping scheme -sources   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Francesco Canepa

SINTRA, Portugal, 28 jun – El Banco Central Europeo probablemente absorberá efectivo del sistema bancario para compensar cualquier compra de bonos dirigida a limitar los costes de los préstamos de los Estados endeudados de la eurozona, dijeron dos fuentes a Reuters.

Los rendimientos de los bonos de Italia y otros países cargados de deuda se han disparado, después que el BCE desvelara sus planes de dejar de comprar deuda y subir sus tipos de interés por primera vez en más de una década el mes que viene para luchar contra una inflación galopante.

La agitación de los mercados ha obligado al BCE a acelerar su trabajo en un nuevo plan de compra de bonos para frenar los rendimientos soberanos. Esto le deja en la difícil posición de aumentar los costes de los préstamos para el conjunto de la zona del euro, mientras que al mismo tiempo los limita para algunos de sus miembros más débiles.

Para evitar esta aparente contradicción, el BCE está estudiando la posibilidad de combinar el nuevo plan de compra de bonos con subastas en las que los bancos puedan depositar su dinero en el banco central a un tipo de interés más favorable que el tipo de depósito ordinario, según las fuentes con conocimiento directo del asunto.

Esto permitiría al BCE “esterilizar” las compras de bonos bajo el nuevo esquema, en una repetición de sus operaciones semanales de “absorción de liquidez” de hace una década. Estas ofrecían a los bancos un tipo de interés igual al de la operación de refinanciación del BCE, que entonces era del 0,25%.

Una portavoz del BCE declinó hacer comentarios.

A diferencia de hace una década, el BCE ha creado un exceso de reservas en el sistema bancario de 4,48 billones de euros (4,74 billones de dólares) a través de una plétora de estímulos durante la última década, lo que ha creado un amplio margen de maniobra.

La solución prevista también sería más conveniente que la venta de bonos de países donde los costes de endeudamiento son más bajos, como Alemania, ya que esto probablemente provocaría pérdidas para el banco central local.

El gobernador del Banco de Italia, Ignazio Visco, aludió a esta medida a principios de este mes, cuando dijo que el BCE no necesitaba vender bonos para esterilizar sus compras y que, en su lugar, podría trabajar con los tipos de interés.

El nuevo plan, destinado a combatir la fragmentación financiera entre los países de la zona del euro, se dará a conocer en la reunión del Consejo de Gobierno del BCE del 21 de julio.

Todavía se están perfilando los detalles, pero debería ir acompañado de condiciones poco estrictas para los países beneficiarios, como la exigencia de que cumplan las recomendaciones económicas de la Comisión Europea.

Los responsables de política monetaria del BCE se reúnen esta semana en Sintra (Portugal) para celebrar su foro anual.

(1 dólar = 0,9449 euros)