This content is not available in your region

OPEP, a diferencia de AIE, espera menor crecimiento de la demanda por petróleo en 2022

OPEP, a diferencia de AIE, espera menor crecimiento de la demanda por petróleo en 2022
OPEP, a diferencia de AIE, espera menor crecimiento de la demanda por petróleo en 2022   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Alex Lawler

LONDRES, 11 ago – La OPEP recortó el jueves su previsión de crecimiento para la demanda mundial por petróleo en 2022 por tercera vez desde abril, citando el impacto económico de la invasión rusa de Ucrania, la alta inflación y los esfuerzos en curso para contener la pandemia del coronavirus.

La opinión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) contrasta con la de la Agencia Internacional de Energía, que el jueves elevó sus perspectivas de demanda.

En su informe mensual, la OPEP dijo que espera que la demanda por petróleo aumente 3,1 millones de barriles por día (bpd), o un 3,2%, en 2022, lo que supone un descenso de 260.000 bpd respecto de la previsión anterior.

La OPEP mantuvo su previsión de crecimiento de la demanda para 2023 en 2,7 millones de bpd.

El consumo de petróleo se ha recuperado de lo peor de la pandemia y se prevé que este año supere los niveles de 2019, a pesar incluso de que los precios tocaron máximos históricos. Sin embargo, los altos precios del crudo y los brotes de coronavirus en China han mermado las previsiones de crecimiento para 2022.

“Los fundamentos del mercado mundial del petróleo continuaron su fuerte recuperación hacia los niveles previos al COVID-19 durante la mayor parte del primer semestre de 2022, aunque han aparecido señales de desaceleración del crecimiento de la economía mundial y de la demanda por petróleo”, dijo la OPEP en el informe.

La OPEP recortó su previsión de crecimiento económico mundial para 2022 al 3,1% desde el 3,5% y la del próximo año al 3,1%, afirmando que sigue existiendo la perspectiva de una mayor debilidad.

“Sin embargo, se trata de un crecimiento todavía sólido, si se compara con los niveles de crecimiento anteriores a la pandemia, que eran sólo levemente superiores en promedio y no estaban lastrados por problemas actuales potencialmente impactantes”, dijo la OPEP.

“Por lo tanto, es obvio que prevalece un importante riesgo a la baja”, agregó.

El precio del crudo se mantuvo en alza tras el informe, encontrando apoyo en la opinión de la AIE sobre la demanda y cotizando por encima de los 98 dólares el barril.

La OPEP y sus aliados, incluida Rusia, conocidos de forma colectiva como OPEP+, están aumentando el bombeo tras los recortes récord que se aplicaron cuando la pandemia se afianzó en 2020.

En los últimos meses, la OPEP+ no ha logrado alcanzar plenamente sus aumentos de producción previstos debido a la escasa inversión en yacimientos petrolíferos por parte de algunos miembros de la OPEP y a las pérdidas en la producción rusa.

El informe mostró que la producción de la OPEP en julio aumentó 162.000 bpd, a 28,84 millones de bpd.