This content is not available in your region

Mercado laboral de EEUU resiste pese a alzas de tasas; el inmobiliario se debilita

Mercado laboral de EEUU resiste pese a alzas de tasas; el inmobiliario se debilita
Por Reuters

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 18 ago -El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidio por desempleo descendió la semana pasada y los datos del periodo anterior se revisaron a la baja, lo que sugiere que las condiciones del mercado laboral siguen siendo sólidas a pesar de la desaceleración del impulso debido a la subida de las tasas de interés.

El informe semanal de solicitudes de subsidios por desempleo del Departamento de Trabajo, publicado el jueves, se combinó con la fuerte producción industrial de julio y el crecimiento subyacente de las ventas minoristas para disipar los temores de que la economía estuviera en recesión.

El informe de solicitudes, el dato más oportuno sobre la salud de la economía, podría dar a la Reserva Federal más munición para llevar a cabo otra fuerte subida de tasas el próximo mes.

“Los temores de despidos generalizados aún no se han materializado”, dijo Mahir Rasheed, economista de Oxford Economics en Nueva York. “Dudamos que las solicitudes se aceleren bruscamente, ya que la demanda de mano de obra sigue estando muy por encima de la oferta, mientras que las perspectivas de la economía siguen siendo relativamente positivas”.

Las solicitudes iniciales de subsidios de desempleo estatales disminuyeron en 2.000, a una cifra desestacionalizada de 250.000, en la semana terminada el 13 de agosto. Los datos de la semana anterior se revisaron para mostrar 10.000 solicitudes menos de las que se habían comunicado previamente. Economistas encuestados por Reuters habían previsto 265.000 solicitudes para la última semana.

La fuerte revisión y el modesto descenso de la semana pasada situaron las solicitudes muy por debajo del rango de 270.000-300.000 que, según los economistas, indicaría una desaceleración importante del mercado laboral.

Las solicitudes no ajustadas cayeron en 4.536 a 191.834 la semana pasada. Un aumento de las solicitudes en Massachusetts se vio compensado por notables descensos en California, Ohio, Texas y Georgia.

La fuerte demanda de mano de obra fue subrayada por un informe separado de la Reserva Federal de Filadelfia el jueves, que mostró que una medida del empleo en las fábricas de la región central de la costa Atlántica aumentó en agosto y que las empresas eran optimistas sobre el mercado de trabajo en los próximos seis meses.

Como resultado, el índice manufacturero de la Fed de Filadelfia repuntó hasta una lectura de 6,2 este mes desde -12,3 en julio. Una lectura superior a cero indica una expansión en el sector manufacturero de la región, que abarca el este de Pensilvania, el sur de Nueva Jersey y Delaware.

El repunte contrasta con el desplome de un indicador de la actividad fabril en el estado de Nueva York comunicado por la Reserva Federal de Nueva York esta semana.

MERCADOLABORALAJUSTADO

“Los mercados laborales siguen siendo ajustados y la producción económica subyacente sigue siendo resistente”, dijo Isfar Munir, economista de Citigroup en Nueva York. “Esto hace retroceder la narrativa de un debilitamiento de la economía a corto plazo y debería ayudar a empujar a la Fed a mantener una posición de línea dura”.

Pero los riesgos de recesión persisten. El indicador adelantado del Conference Board cayó por quinto mes consecutivo en julio, aunque el ritmo se moderó.

Se espera que el banco central estadounidense suba su tasa de interés oficial en 50 o 75 puntos básicos el próximo mes. La Fed ha aumentado esta tasa en 225 puntos básicos desde marzo.

Las minutas de la reunión de política monetaria de los días 26 y 27 de julio, publicadas el miércoles, mostraron que, aunque los funcionarios de la Fed “observaron que el mercado laboral seguía siendo fuerte”, muchos también señalaron que “había algunos signos tentativos de una perspectiva de debilitamiento del mercado laboral”.

Los datos de solicitudes de la semana pasada cubrieron el periodo durante el cual el gobierno encuestó a las empresas para la parte de las nóminas no agrícolas del informe de empleo de agosto. Las solicitudes cayeron entre los periodos de encuesta de julio y agosto. La economía creó 528.000 puestos de trabajo en julio.

Los datos de la próxima semana sobre el número de personas que reciben prestaciones tras una primera semana de ayudas arrojarán más luz sobre las perspectivas de crecimiento del empleo en agosto.

Las denominadas solicitudes continuas, un indicador de la contratación, aumentaron en 7.000, hasta 1,437 millones, en la semana que terminó el 6 de agosto.

Mientras el mercado laboral sigue resistiendo, el de la vivienda se debilita. Un cuarto informe de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios mostró que las ventas de viviendas existentes cayeron un 5,9% hasta una tasa anual desestacionalizada de 4,81 millones de unidades en julio, el nivel más bajo desde mayo de 2020, durante el confinamiento por el COVID-19.

Las ventas fueron las más lentas desde noviembre de 2015, sin considerar la época de la pandemia. Julio marcó el sexto descenso mensual consecutivo, la racha más extensa desde 2013. La caída de las ventas se produjo en las cuatro regiones y siguió a las noticias de esta semana de que la construcción de viviendas unifamiliares alcanzó un mínimo de dos años en julio.

Aunque el aumento de los costos de los préstamos está afectando a la vivienda, es poco probable que se produzca un colapso total porque las casas unifamiliares en venta siguen siendo escasas, lo que mantiene los precios elevados. El 82% de las viviendas vendidas en julio llevaban menos de un mes en el mercado.

El precio medio de la vivienda usada aumentó un 10,8% respecto al año anterior, a 403.800 dólares en julio. Aunque se trata de la menor subida en dos años, los precios suelen retroceder en julio después de haber subido en junio. Dado que se construyen menos viviendas, los precios podrían seguir siendo elevados aunque la demanda se reduzca, lo que supone un reto para la Reserva Federal.