This content is not available in your region

El minorista chino Miniso dejará de lado el estilo japonés tras rechazo

El minorista chino Miniso dejará de lado el estilo japonés tras rechazo
El minorista chino Miniso dejará de lado el estilo japonés tras rechazo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

PEKÍN, 19 ago – El grupo chino Miniso se ha disculpado por promocionarse como una marca de estilo japonés y ha dicho que hará cambios en sus tiendas para rectificar, convirtiéndose en el último minorista en responder a un aumento del patriotismo entre los compradores chinos.

La empresa, que cuenta con más de 5.000 tiendas en China y en el extranjero, se ha descrito durante años como “un minorista de productos de estilo de vida de inspiración japonesa” y ha sido comparada con la cadena Muji, operada por Ryohin Keikaku, que cotiza en Tokio.

Sin embargo, a principios de este mes, provocó el enfado de los usuarios chinos de redes sociales después que su cuenta española de Instagram publicara una foto de muñecas, una de las cuales denominaba “muñeca geisha japonesa”, pero que los usuarios chinos señalaron que llevaba un vestido qipao, un traje tradicional chino.

El jueves, Miniso emitió una larga disculpa, diciendo que la compañía en sus primeros días había “tomado el camino equivocado” con su posicionamiento de marca y estrategia de marketing, habiendo contratado a un diseñador japonés como su diseñador principal entre finales de 2015 y 2018.

Dijo que desde finales de 2019 había comenzado a eliminar los elementos japoneses de sus tiendas y bolsas de la compra, diciendo que ya lo había hecho a través de sus 3.100 tiendas en China.

También se comprometió a empezar a cambiar los rótulos y la decoración interior en sus más de 1.900 tiendas en el extranjero, añadiendo que completaría las medidas para finales de marzo de 2023.

La empresa también dijo que castigaría a los altos ejecutivos implicados en la estrategia anterior y que su sede central sería responsable de todas sus cuentas de redes sociales en el extranjero en el futuro. “Examinaremos estrictamente el contenido y haremos un buen trabajo de exportación de la cultura y los valores chinos”, dijo.

En los últimos años, los consumidores chinos han vigilado más de cerca el comportamiento de las grandes marcas y se han vuelto cada vez más críticos con las empresas extranjeras o locales consideradas insuficientemente patrióticas.