This content is not available in your region

China recorta las tasas de préstamos para reactivar la economía

China recorta las tasas de préstamos para reactivar la economía
Por Reuters

SHANGHÁI, 22 ago – China recortó el lunes sus tasas de préstamo de referencia, sumándose a las medidas de flexibilización anunciadas la semana pasada, mientras Pekín intensifica sus esfuerzos por estimular la demanda de crédito en una economía afectada por la crisis inmobiliaria y el resurgimiento de las infecciones por COVID.

La tasa de interés preferente de los préstamos a un año (LPR) se redujo en 5 puntos básicos al 3,65%, en la fijación mensual del banco central, mientras que el LPR a cinco años se redujo por un margen mayor, de 15 puntos básicos, al 4,30%.

En una encuesta de Reuters realizada la semana pasada, 25 de 30 encuestados preveían una reducción de 10 puntos básicos en el LPR a un año. Todos los consultados también esperaba un recorte en la tasa a cinco años, e incluso el 90% de ellos preveía una reducción superior a 10 puntos básicos.

“Los recortes asimétricos de la tasa de interés a largo plazo se ajustaron a nuestras expectativas”, dijo Marco Sun, analista jefe de mercados financieros de MUFG Bank.

“La intención era bastante obvia, ya que el recorte de 15 puntos básicos de la tasa de interés a 5 años estaba destinado a impulsar la demanda de financiación a largo plazo”.

El mayor recorte de la tasa de referencia hipotecaria del lunes subraya los esfuerzos de los responsables de política monetaria por estabilizar el sector inmobiliario tras una serie de impagos entre las promotoras y un desplome de las ventas de viviendas.

La decisión del lunes se dio una semana después de que el Banco Central de China recortara las tasas de interés de los préstamos en una medida sorprendente para reactivar la demanda.

Una serie de datos, también publicados la semana pasada, mostraron que la economía se desaceleró inesperadamente en julio y llevaron a algunos bancos de inversión, como Goldman Sachs y Nomura, a revisar a la baja sus previsiones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para todo el año en China.