This content is not available in your region

Casa Blanca revisa a la baja proyección del déficit para el año fiscal 2022

Casa Blanca revisa a la baja proyección del déficit para el año fiscal 2022
Casa Blanca revisa a la baja proyección del déficit para el año fiscal 2022   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por David Lawder

WASHINGTON, 23 ago – La Casa Blanca revisó el martes a la baja su déficit fiscal proyectado para el año fiscal 2022 a 1,032 billones de dólares, una reducción de 383.000 millones respecto a su previsión presupuestaria en marzo, lo que refleja ingresos más sólidos, gastos ligeramente menores y algunas reestimaciones técnicas de desembolsos de salud.

La revisión presupuestaria de la Casa Blanca incluye el impacto de la legislación aprobada desde que el gobierno del presidente Joe Biden propuso su presupuesto fiscal 2023 en marzo, incluida la Ley de Asignaciones Consolidadas y un proyecto de ley de gastos complementarios de Ucrania de 30.000 millones de dólares.

Los nuevos pronósticos, completados el 9 de junio, no incluyen la legislación aprobada desde entonces, incluida una ley de subsidios de análisis y semiconductores de 52.000 millones de dólares y un paquete de aumentos de impuestos, cuidado de la salud e inversiones en energía limpia de 430.000 millones de dólares.

Se espera que la última ley reduzca aún más la brecha.

Buena parte del recorte de la proyección de déficit para el año fiscal 2022 proviene de un aumento de 504.000 millones de dólares en los ingresos, por encima de los niveles previstos en marzo, ante una mayor recaudación de impuestos a la renta de personas físicas impulsada por el crecimiento del empleo y los salarios, y por el alza de tributos corporativos y especiales.

Los desembolsos aumentaron en 121.000 millones de dólares desde el pronóstico de marzo, en gran parte debido a la ley de gastos aprobada a principios de este año y los aumentos estimados en los costos de interés netos y un mayor gasto en atención médica de Medicaid para las personas de bajos recursos, así como en créditos para estudiantes y asistencia financiera.

La Casa Blanca también ajustó a la baja sus proyecciones económicas y la perspectiva del crecimiento del PIB real de Estados Unidos en 2022 se redujo drásticamente al 1,4% desde el 3,8% estimado en marzo, según las comparaciones del cuarto trimestre.

El gobierno citó el resurgimiento de la variante ómicron del COVID-19, la guerra en Ucrania, la inflación persistente y las tasas de interés más altas para fijar sus pronósticos de desaceleración.

La proyección de inflación para 2022 fue revisada a la baja al 6,6%, ahora en línea con las estimaciones del mercado.