This content is not available in your region

La caída de la producción fabril estanca la economía británica en agosto -PMI

Factory slump causes UK economy to stagnate in August -PMI
Factory slump causes UK economy to stagnate in August -PMI   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por David Milliken

LONDRES, 23 ago – El crecimiento del sector privado británico se ralentizó en agosto debido a la caída de la producción de las fábricas y a la modesta expansión del sector de los servicios, lo que refuerza los indicios de que la recesión puede estar a punto de producirse, según una encuesta publicada el martes que se sigue con especial atención.

El Índice de Gerentes de Compra (PMI) compuesto de S&P Global/CIPS cayó a 50,9 en agosto desde el 52,1 de julio, su nivel más bajo desde febrero de 2021 y cerca del nivel 50 que separa el crecimiento de la contracción.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el índice caería de forma menos brusca hasta 51,1.

Mientras que la actividad en el sector de los servicios casi se mantuvo al ritmo de julio, el componente manufacturero cayó a 46,0 en agosto desde 52,1 en julio, su nivel más bajo desde mayo de 2020 en las profundidades de la pandemia de COVID-19 y por debajo de todas las previsiones en un sondeo de Reuters.

“La disminución de la demanda de los clientes ante las perspectivas económicas más débiles y la escasez tanto de personal como de insumos, han impactado duramente a los productores de bienes según las informaciones”, dijo la economista de S&P Global Annabel Fiddes.

El Banco de Inglaterra ha advertido que es probable que Reino Unido entre en recesión a finales de 2022, que se prolongará hasta 2024, ya que el aumento de las facturas energéticas, debido sobre todo a la invasión rusa de Ucrania, hizo que la inflación de los precios al consumo superara el 13% en octubre.

Economistas de Citi pronosticaron el lunes que la inflación superaría el 18% en enero, cuando las tarifas reguladas de la energía para los hogares volverán a subir.

Los datos del martes mostraron algunos indicios de que las presiones inflacionistas se han reducido en otros sectores de la economía, como consecuencia de la caída de los precios de algunas materias primas, como los metales.

Los costes de los insumos de los fabricantes aumentaron al ritmo más lento desde noviembre de 2020, aunque un mercado laboral que sigue siendo ajustado hizo subir ligeramente los costes de las empresas de servicios. En general, las empresas subieron los precios para los consumidores lo menos posible en siete meses.

“Las empresas mencionaron a menudo que la intensa competencia en el mercado y los esfuerzos para atraer nuevos trabajos habían limitado el poder de fijación de precios en general”, dijo S&P Global.