Los bancos europeos bajan las luces mientras se preparan para el apagón invernal

Los bancos europeos bajan las luces mientras se preparan para el apagón invernal
Los bancos europeos bajan las luces mientras se preparan para el apagón invernal Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Sinead Cruise y Iain Withers

LONDRES, 7 sep - Algunos de los mayores bancos europeos están preparando generadores de reserva y atenuando las luces para prepararse ante posibles cortes de electricidad y racionamiento energético que amenazan el sistema monetario que sustenta la economía de la región.

A medida que Rusia reduce el suministro de gas al continente, los bancos están probando cómo pueden hacer frente a la escasez de energía y están preparando fuentes de energía alternativas, como generadores, para que los cajeros automáticos y la banca en línea no se queden a oscuras.

A las empresas financieras les urge actuar debido a la importancia de los pagos y las transacciones para la economía europea, ya frágil por las secuelas de la guerra.

Aunque el sector se adaptó a los confinamientos por el COVID-19 y al trabajo a distancia, los apagones o racionamientos de energía presentan un reto muy diferente.

"El sistema bancario forma parte de otros sistemas", afirma Gianluca Pescaroli, profesor de continuidad operativa y resiliencia ante catástrofes del University College de Londres, que ha asesorado a las autoridades londinenses sobre los cortes de electricidad.

"Mi principal preocupación son los efectos en cascada que tienen en la sociedad los fallos en los cajeros automáticos o en las transacciones sin efectivo. Igualmente, las dependencias que tienen los bancos de otros servicios como internet".

JPMorgan, que emplea a miles de personas en los centros europeos de Londres y Fráncfort, ha realizado simulaciones de cortes de electricidad, según dijo a Reuters una fuente familiarizada con el asunto.

Dependiendo de la gravedad, el banco podría recurrir a generadores diésel que podrían mantener las oficinas clave en funcionamiento durante varios días, dijo la fuente.

El mayor banco estadounidense presta dinero a empresas en Europa y negocia con acciones y bonos, además de dirigir un banco de consumo británico.

El segundo mayor banco de Italia, UniCredit, ha puesto a prueba su capacidad de recuperación operativa este verano, según una fuente familiarizada con los planes.

Su última prueba de recuperación de desastres se centró en la resistencia del procesamiento de datos, dijo la fuente, añadiendo que los dos centros de datos principales del banco tenían suministro de energía de dos centrales eléctricas independientes. No está claro cuánto tiempo durará su energía.

Euronext, que gestiona las bolsas francesa e italiana, dijo que había reevaluado su uso de energía desde la invasión rusa de Ucrania, añadiendo que tenía generadores de reserva, sin dar más detalles.

MEDIDAS

Los bancos también están tomando medidas visibles para hacer frente a la crisis energética, como la reducción del espacio de oficinas y la consolidación del personal en menos edificios. El Deutsche Bank ha declarado que está aplicando una serie de medidas de ahorro de energía en sus 1.400 edificios de Alemania, con el fin de ahorrar 4,9 millones de kWh de electricidad al año, lo suficiente para alimentar unas 49.000 bombillas durante una hora. La entidad financiera está cerrando el agua corriente caliente en los lavabos, ajustando la temperatura de los lugares de trabajo, apagando toda la iluminación interior de las sucursales y la publicidad exterior iluminada durante la noche. También se apagará la fuente de su sede central en Fráncfort. Los reguladores están en alerta máxima. Tanto el brazo supervisor del Banco Central Europeo como su contraparte británico, la Autoridad de Regulación Prudencial (PRA), exigen a los bancos que tengan planes para hacer frente a las interrupciones.

En el Reino Unido se exige a las empresas que identifiquen sus "servicios empresariales importantes" y los métodos para resolver las vulnerabilidades en caso de que se materialicen las amenazas.

Sin embargo, los expertos temen que pocas empresas estén preparadas para apagones prolongados de más de unos días.

"Esto representa una grave laguna en la planificación de la resiliencia", afirma Avi Schnurr, director general del Consejo de Seguridad de la Infraestructura Eléctrica, un grupo de reflexión que asesora sobre la preparación para este tipo de riesgos.

Los bancos deberían tomar medidas para asegurarse de que pueden hacer frente incluso a un corte de energía prolongado, con acuerdos para que las transacciones se registren de forma retroactiva una vez que los sistemas vuelvan a estar en línea, dijo.

BNP Paribas, el mayor banco de Francia, está abordando el consumo de energía en las cerca de 2.750 sucursales, oficinas y centros de datos que opera en Francia, Bélgica e Italia, dijo una fuente cercana a la entidad bancaria francesa.

La posibilidad de que se produzcan cortes en el suministro de electricidad se está "vigilando estrechamente" y está contemplada en el Plan de Continuidad de Negocio del banco.

Los precios del gas en Europa se han disparado después de que la empresa rusa Gazprom dijera que iba a prolongar indefinidamente el cierre del importante gasoducto Nord Stream 1.

Europa ha acusado a Rusia de militarizar el suministro de energía en represalia por las sanciones occidentales impuestas a Moscú desde el inicio de las hostilidades con Ucrania. Rusia culpa a esas sanciones de los problemas de suministro de gas, que achaca a fallos en los gasoductos.

En el Reino Unido, el aumento de los costes de la energía está presionando a las empresas y a los consumidores, que se enfrentan a una inflación galopante.

El banco estatal NatWest dijo que había mitigado parcialmente el golpe financiero mediante la cobertura de los costes futuros de su energía.

Las principales aseguradoras también dijeron que estaban reduciendo su consumo de energía. La aseguradora suiza Zurich dijo que iba a dejar a oscuras las oficinas por la noche y a suspender los "consumidores decorativos de energía", como las fuentes.

En caso de que la crisis se agrave, las fuentes dijeron que las empresas tomarán medidas más drásticas. Y aunque el personal lo note, las empresas esperan que los clientes no lo hagan.

"Entre las medidas adicionales que pueden tomarse si la situación energética empeora, se incluye el uso de sólo algunas plantas de los edificios y el cierre de ciertos servicios, como el gimnasio de los empleados", dijo la aseguradora.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Biden considera cerrar el proceso legal contra Julian Assange

Pasaportes de productos digitales de la UE: ¿Qué son y cómo le afectan a usted?

Lo siento Elon, Grok no es IA de código abierto y este es el motivo según su creador