El dólar toca máximos de dos décadas mientras Putin sacude los mercados antes de la Fed

Dólar sigue cerca de mínimo en 16 semanas, yuan se encamina a mayor alza semanal desde 2005
Dólar sigue cerca de mínimo en 16 semanas, yuan se encamina a mayor alza semanal desde 2005   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Dhara Ranasinghe

LONDRES, 21 sep – El dólar tocaba el miércoles un nuevo máximo de dos décadas, ya que la decisión del presidente ruso, Vladimir Putin, de movilizar más tropas para el conflicto de Ucrania agitaba los mercados justo antes de otra esperada subida agresiva de las tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos.

* Putin convocó el miércoles a 300.000 reservistas para luchar en Ucrania y dijo que Moscú responderá con la fuerza de todo su vasto arsenal si Occidente sigue con lo que llamó su “chantaje nuclear” sobre el conflicto en ese país.

* La noticia llegó a impulsar un 0,5% al índice dólar, que compara al billete verde con una cesta de seis destacadas monedas, a 110,87 unidades, su nivel más alto desde 2002. En su última cotización ganaba un 0,4%, a 110,62 unidades.

* Las divisas europeas fueron las más afectadas por las ventas en los mercados de divisas, ya que los comentarios de Putin exacerbaron la preocupación por las perspectivas económicas de una región que ya se ha visto muy afectada por las restricciones rusas al suministro de gas.

* El euro tocó su cota más reducida en dos semanas, a 0,9885 dólares, cerca del mínimo de dos décadas alcanzado a principios de mes. En sus últimas operaciones cedía un 0,4%, a 0,9930 dólares.

* La libra esterlina restaba un 0,3%, tocando un nuevo mínimo de 37 años, a 1,1304 dólares.

* “Los titulares de Rusia están robando protagonismo a la Fed, al menos por ahora”, dijo Kenneth Broux, estratega de divisas de Société Générale. “La preocupación por una escalada del conflicto está perjudicando a las divisas europeas. Y si la Fed también se muestra agresiva, las pérdidas podrían aumentar”.

* Más tarde en el día se espera que la Fed suba las tasas en tres cuartos de punto porcentual por tercera vez consecutiva y señale cuánto más y a qué velocidad deben subir el costo de los préstamos para controlar la inflación.